Hostal Royal Manzanares

V.O: Hostal Royal Manzanares 1996
  • 4 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Julián García Flores
,
Sebastián Junyent
Reparto:
Fernando Delgado
,
Joaquín Kremel
,
José Manuel Mudarra
,
Julia Martínez
,
Lina Morgan
,
Marta Puig
,
Mary Begoña
,
Mónica Pont
,
Pedro G. Marzo
,
Tote García Ortega
Guionistas:
Sebastián Junyent
Ver serie

Hostal Royal Manzanares llegó a la parrilla de TVE en 1996 con una gallina bajo el brazo. Se llamaba Cristal, y fue la fiel compañera de Lina Morgan [Reme en la ficción] durante dos años en los que las peripecias de este alojamiento hicieron reír a carcajadas a millones de españoles cada semana. Por algo sería.

En concreto por la comicidad de la mítica Lina Morgan, una actriz que alcanzó su pico de reconocimiento en España gracias a esta ficción en la que interpretaba a una mujer de pueblo de taitantos años que un día aterrizó junto a su padre y su gallina en el hostal de su tía para empezar una nueva vida en la capital. Lo que le costó adaptarse ya es otro cantar.

Y es que ahí reside la comicidad de esta ficción inspirada en el tradicional sainete adaptado para televisión. Capítulos rodados en directo, con público, como si de una obra de teatro se tratase, en los que al finalizar cada ‘función’ los actores saludaban al público evidenciaban una forma de hacer propia del siglo pasado que pronto desaparecerían.

Para ello se contó con equipo de profesionales entre los que destacó al director Valerio Lazarov, quien trajo formatos como Sorpresa ¡Sorpresa! o Lluvia de estrellas a la televisión española y produjo series como ésta a través de su productora Prime Time Communications. De hecho, como curiosidad, ¿sabías que Jonathan José, el pequeño niño rubio que sale en Hostal Royal Manzanares, es su propio hijo Andrea Lazarov?

Quien también aparece en esta serie es Ana García Obregón (Ana y los Siete), quien compartió con Lina Morgan su mejor época en la pequeña pantalla, e interpretaba en este caso a una prostituta llamada Sonsy que trató de mostrar a Reme cómo era la vida real más allá de su pueblo. Pero no fue la única.

Entre los nombres que destacaron en Hostal Royal Manzanares hay que citar a conocidas actrices españolas teatrales del siglo XX como Mary Begoña y Tote García Ortega, así como Marta Puig (Escenas de Matrimonio), Julia Martínez o la vedette Marisol Ayuso (Aída). Entre ellas hay que destacar una, Mary Begoña. Fue en la compañía de revistas de esta actriz junto a Antonio Garisa en la que Morgan comenzó su trayectoria profesional. De hecho, Begoña contó en Cine de Barrio que durante una de las grabaciones de Hostal Royal Manzanares Lina Morgan exclamó al público cómo habían cambiado las cosas: al principio Mary Begoña era la primera de revista en su compañía y ahora “viene aquí a hacer de mi tía”.

Pero no fue la única con la que coincidió. Con Tote García Ortega trabajó en Compuesta y sin novio y con Marisol Ayuso compartió numerosas revistas a lo largo de su trayectoria. De hecho, una tónica general es que en la última etapa de la trayectoria de la actriz madrileña se rodeó de un equipo similar. Por eso no fue extraño ver al elenco de Hostal Royal Manzanares en las posteriores intentonas televisivas de Morgan como Academia de baile Gloria y ¿Se puede?.

Pero la gran protagonista fue indiscutiblemente Lina Morgan. De hecho, un aspecto habitual es que al finalizar cada capítulo los asistentes al rodaje que se ubicaban en las escaleras del público le lanzasen o entregasen flores amarillas, sus favoritas, como muestra de admiración y agradecimiento.

Quien pasó más desapercibida fue Cristal, la gallina que acompañaba a la exvedette en todas sus aventuras. Un animal que trajo más de una anécdota consigo al improvisar constantemente su comportamiento cada vez que la dejaban sola. Lo curioso de ella es que su nombre es un guiño a la telenovela Cristal, que supuso toda una revolución en la década de los 80.

Con todo ello Hostal Royal Manzanares se convirtió en todo un fenómeno de masas que cada semana congregaba a audiencias que rondaban los siete u ocho millones de telespectadores durante la primera temporada y cinco o seis las restantes. Unas cifras impensables hoy en día.

Por eso no fue de extrañar que TVE aprovechase el tirón de su actriz estrella realizando especiales navideños con Morgan como protagonista y resúmenes con los mejores momentos entre Luis y Reme (Joaquín Kremel), la ‘pareja’ protagonista. Tampoco faltaron los reconocimientos externos, como las dos nominaciones que esta serie recibió en 1996 y 1997 en los TP de Oro como Mejor Serie Nacional.

No se los llevó, pero en el recuerdo de los telespectadores se mantiene una de las ficciones más icónicas de la segunda mitad de los 90 y la definitiva para que una reconocida actriz de revista y teatral como era Lina Morgan alcanzase la fama definitiva en televisión. Fue su gran función y en ella no faltaron ni giros de pierna, ni sus caras imposibles ni tampoco su humor. Especialmente su humor.