Hollywood

V.O: Hollywood 2020
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Ryan Murphy
Reparto:
Alessandro Pedrazzi
,
Brea Bee
,
Caesar Osiris
,
Conrad Solaka
,
David Corenswet
,
Jeremy Pope
,
Kerry Knuppe
,
Maude Apatow
Guionistas:
Ian Brennan
,
Ryan Murphy
Ver serie

Allá por la primera mitad del siglo XX, Hollywood era una industria muy distinta a lo que puede parecer hoy. En tiempos de Lo Que el Viento se Llevó, la meca del cine relucía oro y brillantes, pero escondía una trastienda de odio, prejuicios, abusos y discriminaciones. El de la película de Victor Fleming es un caso real; y es que, antes de que Hattie McDaniel se hiciera con el Oscar a Mejor Actriz Secundaria, en la ceremonia, la actriz negra tuvo que sentarse sola y alejada del resto de actores. De hecho, su color de piel le habría impedido entrar en el hotel que celebraba la gala si no estuviera nominada. Esta fue la idealizada época clásica, un tiempo que ahora Netflix trata de reflejar en Hollywood, un drama situado en los años 40 que significa además una de las mayores apuestas de la plataforma para 2020.

La ficción cuenta la historia de un grupo de aspirantes a actores y cineastas que, con la ayuda de la mujer de un poderoso productor, buscan alcanzar la fama cueste lo que cueste. Así, jóvenes talentos negros, hombres y mujeres, homosexuales y transexuales, intentan abrirse camino entre la cruel realidad de Hollywood, que en aquel momento vivía su particular edad de oro; al mismo tiempo que desvelan las injusticias y los prejuicios en cuanto a raza, género y sexo que imperaban en aquella época y que, aunque en menor medida, continúan hoy.

En Hollywood, el prolífico Ryan Murphy (American Horror Story), ganador de seis Primetime Emmy y un premio BAFTA en 2017, une fuerzas con Ian Brennan (Scream Queens), nominado en tres ocasiones por la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión estadounidense. No es la primera vez que el tándem colabora al frente de un proyecto televisivo; de hecho, algunos todavía recordarán sus créditos en series tan populares como Glee o The Politician. Sin embargo, en esta ocasión la misión es bien distinta: mostrar una industria racista y radicalmente conservadora e imaginar cómo habría sido el mundo del entretenimiento si en ese momento hubiera habido personas dispuestas a desafiar sus turbias dinámicas de poder.

Para entender el origen del proyecto habría que retroceder hasta principios de 2018; momento en que Netflix y Murphy firman un acuerdo valorado en 300 millones de dólares a cambio de producir y distribuir en exclusiva los contenidos creados por el guionista de Indiana durante los próximos años. Así nació The Politicians y así lo ha hecho Hollywood, que se convierte en la segunda producción original bajo el paraguas de Reed Hastings y su popular streaming.

En esta aventura, el equipo cuenta con un reparto variado y repleto de rostros conocidos para los fans del ‘universo Murphy’, entre los que destacan: David Corenswet (The Politician); Jeremy Pope (The Ranger); Patty LuPone (Pose); los ganadores del Globo de Oro Darren Criss (Glee) y Dylan McDermott (American Horror Story); Laura Harrier (Spiderman Homecoming); Jake Picking (Patriot’s Day); Samara Weaving (Ready or Not); Holland Taylor (Two and a Half Men), ganadora del Primetime Emmy y el nominado Joe Mantello (The Normal Heart).

Cabe mencionar que, pese a ser una historia ficticia, Hollywood construye una suerte de realidad alternativa en la que conviven algunos personajes que sí están basados directamente en hechos reales. Es el caso de Henry Wilson, quien fuera representante de actores de la talla de Tab Hunter, Lana Turner, Chad Everett o, sobre todo, Rock Hudson; y que según parece tenía una forma bastante escabrosa de conseguir papeles a sus representados.

El encargado de manifestarlo en la ficción es Jim Parsons, archiconocido por todos como el doctor Sheldon Cooper en The Big Bang Theory. El personaje de Wilson supone un cambio de registro radical para el actor, pasando de interpretar a un físico tan divertido como antisocial, a hacerlo en la piel de un manager descarnado que aprovecha su condición para abusar sexualmente de sus clientes. Merece la pena bucear en la historia real de Wilson para descubrir anécdotas tan verídicas como estrambóticas; como que fue él, valiéndose de su experiencia previa como periodista en revistas del corazón, quien propuso al actor Rock Hudson que se casase con Phyllis Gates en 1955 para ocultar su homosexualidad.

Se cuenta, curiosamente, que el propio Parsons pidió a Eryn Krueger Mekash (John Carter), jefa del departamento de maquillaje y ganadora de ocho Primetime Emmy, que le proveyera una peluca en la que se vieran trozos de calva, unas lentillas color marrón oscuro y unos dientes falsos de un amarillo inquietante. Además, los seguidores de la miniserie deben saber que la comentada secuencia del baile drag fue coreografiada por el mismo actor.

Precisamente el trabajo de diseño de producción y arte es uno de los puntos clave de la propuesta. En este sentido, la colección de fotografías tomadas por George Hurrell y un jovencísimo Stanley Kubrick en la década de los 40 habría servido de fuente de inspiración para los equipos de vestuario, maquillaje y peluquería. Por otro lado, los looks originales de Marlon Brando o James Dean marcarían el estilo de Jack Castello, el personaje de David Corenswet, que porta trajes y uniformes de la época hechos a mano.

Asimismo, conviene saber que la serie se rodó en algunos escenarios reales: como el mítico restaurante Musso & Frank en Hollywood; la famosa Schwab’s Pharmacy, que, pese a desaparecer en 1980, se recreó con los mismos colores y materiales; o los exteriores de los estudios Ace, que en realidad es el parking actual de las oficinas de Paramount en Los Ángeles. Un exquisito viaje en el tiempo que retrotrae con lujo de detalle a aquella adorada época.

Sin embargo, el esfuerzo de Murphy y compañía ha chocado con la crítica, que se encuentra muy dividida tras el resultado. Principalmente, se acusa a la ficción de no terminar de señalar e incluso de blanquear a los supuestos culpables de la represión hollywoodiense. Además, importantes medios como Variety, Entertainment Weekly o la BBC, subrayan que la serie “apenas toma riesgos” en una “historia inspiradora moralmente cuestionable”. No obstante, el buen trabajo del elenco no ha pasado desapercibido, siendo casi unánime la “dimensión sentimental y la potencia de la mayoría de actuaciones” (Rolling Stone).

Con todo, Hollywood es una miniserie llena de curiosidades que, mejor o peor, trata una polémica por desgracia vigente en la actualidad. Y es que, sesenta años después, la industria estadounidense aún tiene problemas a la hora de reflejar la diversidad racial y sexual de nuestras sociedades. Aunque, con un poco de suerte, puede que un día esto solo sea ficción.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x03. ‘Outlaws’
  • 1x04. ‘(Screen) Tests’
  • 1x06. ‘Meg’
  • 1x07. ‘A Hollywood Ending’