Hatfields & McCoys

V.O: Hatfields & McCoys 2012
  • 1 temp.
  • Histórica

Ficha técnica

Directores/as:
Kevin Reynolds
Reparto:
Andrew Howard
,
Bill Paxton
,
Jena Malone
,
Kevin Costner
,
Lindsay Pulsipher
,
Matt Barr
,
Powers Boothe
,
Ronan Vibert
,
Sarah Parish
,
Tom Berenger
Guionistas:
Bill Kerby
,
Ronald Parker
,
Ted Mann
Ver serie

Con un tráiler que parece sacado directamente de Red Dead Redemption, Hatfields & McCoys llegó a las pantallas estadounidenses a través del canal Historia en 2012. La serie, que viene a ser un drama sureño basado en hechos reales, supuso la vuelta a los ruedos del popular actor Kevin Costner (Los Intocables de Elliot Ness) tras su última aparición en televisión, allá por 1990 en aquel cameo para The Earth Day Special; siendo éste, además, su primer papel protagonista en un proyecto para la pequeña pantalla.

Ambientada en la segunda mitad del XIX, la ficción narra la violenta e irresoluble rivalidad entre dos familias de West Virginia y Kentucky tras el final de la Guerra de Secesión en 1865. Más concretamente, el enfrentamiento tiene lugar entre los patriarcas de los Hatfield y los McCoy, dos apellidos que, aunque parezca mentira, lucharon juntos a favor del bando confederado durante los cuatro años que duró el conflicto bélico.

Curiosamente, la emisión de la miniserie coincidió con el 150º aniversario de la lucha entre los clanes; lo cual no deja de ser un detalle llamativo y muy ligado al argumento de la ficción, que en sus tres episodios desarrolla los motivos principales por los que William Anderson Hatfield y Randall McCoy llevaron a dos estados al borde de una nueva guerra civil. Fundamentalmente, fue el control territorial más una serie de malentendidos lo que enemistó a dos aliados que pasaron de ser buenos amigos a enemigos íntimos.

Hatfields & McCoys lleva el sello del guionista ganador del Emmy Ted Mann, conocido por su labor al frente de Policías de Nueva York durante la década de los 90, más tarde en Deadwood y posteriormente en algunos episodios de la aclamada Homeland. Lo acompañan Bill Kerby y Ronald Parker, una pareja de escritores que hasta el momento habían basado su trayectoria en la creación de películas para televisión, entre ellas: Hooper, La Rosa o la terrorífica Gargantúa.

Con una suma total de nada menos que 12 nominaciones al Emmy, la producción ejecutiva que encabezan Nancy Dubuc (The Report), Leslie Greif (Walker, Texas Ranger) y Dirk Hoogstra (Los Kennedy) decidió confiar en el trabajo del realizador tejano Kevin Reynolds. Probablemente su elección obedezca a los deseos del actor estrella, Kevin Costner, que ya estuvo a los mandos del de San Antonio 17 años atrás en la recordada Waterworld. Claro que el recuerdo del propio Reynolds tal vez no fuese el mejor, ya que por ello se le otorgó el Razzie a Peor Director.

Ahondando en la figura de Costner, resulta interesante destacar que su implicación en la serie va más allá de lo interpretativo, pues figura además como productor. De modo que, ¿qué tiene la historia para atraparle de esta manera? La respuesta la da el propio actor: “Sabía lo ocurrido porque me interesa mucho esta época de la historia de América, pero a medida que me iba adentrando, he aprendido más. Me gustó el guion y empecé a involucrarme (...) Cuidamos mucho la historia y hubo discrepancias de lo que contamos, pero todo está respaldado por los historiadores. Quisimos ser fieles a los hechos y adentrarnos en las raíces”.

En conjunto, una concatenación de acontecimientos y conflictos personales que componen la esencia de la serie: “Ambas familias sabían mucho la una de la otra y eso es lo que hace que el drama sea mayor. Eran tipos que crecieron juntos, y tienes que ponerte en su lugar para entender que un contexto bélico siempre saca lo peor de cada uno. Me gustaría pensar que la lucha continuó como resultado de gente que no leían los periódicos, que no sabían del mundo. Hatfield, mi personaje, tuvo 13 hijos. Te das cuenta de que van a crecer, casarse y tener hijos. De repente, estos pequeños valles que sostienen a una familia no podían mantener a familias de 70 u 80 miembros. Así tienes a muchos de estos jóvenes desesperados, sin salida, con alcohol, armas y una vieja Guerra Civil con la que puedes inventar una fractura. Y así de repente encuentras tiroteos, y luego venganza por los muertos”.

El otro gran nombre es el de Bill Paxton, quien interpreta a McCoy. Nominado cuatro veces al Globo de Oro y conocido por su papel en cintas como Aliens: El Regreso, Apolo 13 o Titanic, el veterano actor comparte aquí cartel con Costner, liderando ambos una lista de intérpretes que incluye rostros como: Matt Barr (Sleepy Hollow); el nominado al Oscar Tom Berenger (Platoon); Andrew Howard (Sin Límites); Powers Boothe (Sin City), ganador del Emmy; Sarah Parish (Broadchurch); Lindsay Pulsipher (True Blood); la nominada al Globo de Oro Jena Malone (The Hunger Games); Ronan Vibert (The Snowman); y el canadiense Noel Fisher (Shameless), quien dio vida a la tortuga Michelangelo en la adaptación al cine de Michael Bay.

La respuesta de la crítica sonrió a Hatfields & McCoys, que obtuvo todo tipo de alabanzas y fue catalogada como una de las incursiones más interesantes al género western desde Deadwood. Por su parte, el director Kevin Reynolds logró quitarse la espinita con una nominación al Emmy en 2012; así como la propia serie, nominada al Globo de Oro como Mejor Miniserie. Pero no fueron los únicos agraciados.

Y es que tanto su compañero de fatigas, Kevin Costner, como Tom Berenger, vieron premiados sus esfuerzos con sendos Emmy en las categorías de Mejor Actor en Miniserie y Mejor Actor de Reparto. El protagonista de Bailando con Lobos, además, se hizo con el Globo de Oro en 2013. Por su parte, otros integrantes de la ficción también tocaron metal: en concreto, tres premios en apartados técnicos —Edición, Sonido y Maquillaje— y un total de cinco estatuillas de las 16 a las que optaba en aquella edición.

En resumidas cuentas, Hatfields & McCoys es una apuesta segura para los amantes de la ficción histórica. Una serie que se apoya en las magníficas interpretaciones de sus protagonistas y cuyos resultados de audiencia, según cuentan, animó al canal Historia a seguir apostando por títulos del estilo. Así llegó Vikings un año después, por ejemplo, que a la postre se convirtió en una de las mejores y más icónicas series de la cadena. Una prueba más de que a quien mucho tiene más le viene. Y por el bien de los seriéfilos, que así siga siendo.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x01. ‘Episodio 1’
  • 1x02. ‘Episodio 2’
  • 1x03. ‘Episodio 3’