Grown-ish

V.O: Grown-ish 2018
  • 4 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Productores/as:
Michael Petok
,
Richard Brandon Manus
Directores/as:
Linda Mendoza
,
Pete Chatmon
,
Todd Biermann
Reparto:
Francia Raisa
,
Trevor Jackson
,
Yara Shahidi
Guionistas:
Des Moran
,
Kenya Barris
,
Larry Wilmore
Ver serie

Abandonar el nido nunca es fácil. De hecho, puede ser hasta traumático. Pero a todos nos llega ese momento en que debemos marchar lejos de nuestros padres y hermanos, y de esa burbuja de comodidad que pensábamos sería para siempre. Y es que, aunque al principio podamos ver esta nueva etapa adornada con las mieles de la independencia y la diversión, lo cierto es que lo que te espera al otro lado son responsabilidades y facturas. De eso va Grown-ish.

Más en detalle, hay que decir que el argumento se centra en Zoey, la primogénita de la familia Johnson que, sin comerlo ni beberlo, se ve a las puertas de una etapa vital desconocida: la universidad y el comienzo de la vida adulta. Creyendo que está lista para afrontar el desafío, Zoey descubre poco a poco que este nuevo período no es ni por asomo como lo imaginaba, pues está repleto de complicaciones que no existían cuando vivía en casa de sus padres.

Curiosamente, esta ficción es un spin-off de Black-ish, la comedia de Kenya Barris sobre la vida de una familia afroamericana de clase media-alta que se convirtió en un éxito en 2014, año en el que se estrenó en la cadena estadounidense ABC. Desde entonces, las curiosas aventuras de los Johnson no sólo han tenido multitud de temporadas, sino que también se han ganado el elogio de la crítica, haciéndose con 66 premios y hasta 184 nominaciones en 2021.

En esta ocasión, el proyecto vuelve a estar en manos de Kenya Barris, guionista que, por cierto, protagonizó en 2020 su propia serie, #BlackAF, en la que vuelve a tratar la paternidad desde un punto de vista sincero e irreverente. Como apunte, merece la pena señalar que Barris también tiene experiencia en la gran pantalla, habiendo escrito la película Shaft, con Samuel L. Jackson, y siendo uno de los responsables de la secuela de El rey de Zamunda.

Siguiendo con esto último, conviene destacar que el californiano comparte la autoría con Larry Wilmore, ganador del Emmy por The Bernie Mac Show en 2002 y guionista de series como The Office o Insecure, entre otras. Asimismo, otros nombres a tener en cuenta a nivel escritura son: Alexandra Decas y Melanie Kirschbaum (El bebé jefazo: Vuelta al curro); Wade Allain-Marcus (French Dirty); Des Moran (Good Girls); o Vanessa McGee (Dave).

Por su parte, las labores de dirección recaen en una amplia nómina de realizadores. Entre ellos: Pete Chatmon (Black-ish); Todd Biermann (Colgados en Filadelfia); Samantha Bailey (Diario de una futura presidenta); Eric Dean Seaton (Modern Family); Silver Tree (Suits); John Fortenberry (Arrested Development); Marta Cunningham (Fear the Walking Dead); Kevin Bray (Pisando fuerte); o Linda Mendoza (Scrubs), nominada al Emmy en 2020.

En lo que se refiere al apartado artístico, la serie cuenta con las interpretaciones de un reparto compuesto por: Yara Shahidi (Black-ish); Trevor Jackson (American Crime); Francia Raisa (Vida secreta de una adolescente); Emily Arlook (The Good Place); Jordan Buhat (Verano del 84); Luka Sabbat (Los muertos no mueren); Chloe y Halle Bailey (Last Holiday); o el dos veces nominado al Emmy Deon Cole (Conan). No debieron hacer mal trabajo, pues la mayoría de nominaciones que recibió la serie —cerca de una veintena— fueron en categorías interpretativas.

Como anécdota, cabe señalar que la ficción se convirtió en el mejor estreno en la plataforma Freeform desde el Papá canguro de Dan Berendsen en 2012. Es por eso que, con apenas cuatro de los primeros trece episodios emitidos, la cadena norteamericana decidió aprovechar esta dinámica y renovar la serie por una segunda temporada, pero además subiendo la apuesta, ampliando el número de capítulos a 20. ¿Terminó respondiendo el proyecto a las expectativas creadas?

Lo cierto es que Grown-ish logró ganarse el favor de muchos medios especializados, aunque también hubo otros menos convencidos con el resultado final. Entre las reseñas más optimistas están, por ejemplo, la de Variety, que la define como “una expansión inteligente y despreocupada del estilo de Black-ish”, o la de IndieWire, que va más allá, augurando que la comedia universitaria “no sólo atraerá a los fans de la serie original”, pues “explora problemas universales con estilo y profundidad”.

En definitiva, estamos ante una ficción a la que le costó encontrar su propio camino, pero que acabó confirmando a Yara Shahidi como una actriz capaz de soportar el peso de una historia en la que miedos y alegrías se dan la mano. Porque el viaje a la madurez es un poco eso: una serie de acontecimientos que escapan a nuestro control y para los que nunca se está preparado del todo. Por suerte, Grown-ish está aquí para ayudarte.