Greenleaf

V.O: Greenleaf 2016
  • 4 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Allan Kroeker
,
Aurora Guerrero
,
Ayoka Chenzira
,
Bille Woodruff
,
Charles Randolph-Wright
,
Charles Stone III
,
Clement Virgo
,
Crystle Roberson
,
Dawn Wilkinson
,
Donna Deitch
Reparto:
Deborah Joy Winans
,
Desiree Ross
,
Keith David
,
Kim Hawthorne
,
Lamman Rucker
,
Lovie Simone
,
Lynn Whitfield
,
Merle Dandridge
,
Tye White
Guionistas:
Art Alamo
,
Casey Vandeventer
,
Chelsey Lora
,
Craig Wright
,
David Ehrman
,
Elizabeth Hunter
,
Erica L. Anderson
,
Erica Michelle Butler
,
Ivy Mariel Pruss
,
Jenna Wycoff
Ver serie

Greenleaf es una serie de televisión estadounidense, producida por la famosa Oprah Winfrey, que se estrenó en 2016 en la cadena homónima de la artista y de forma internacional a través de Netflix. Misterio y drama se unen para representar la vida cotidiana de una familia afroamericana llena de secretos.

La trama sigue al pastor James Greenleaf (Keith David) y a su esposa Mae (Lynn Whitfield). Ambos regentan una iglesia en Memphis convertida en centro comunitario para fieles mayoritariamente afroamericanos. Pero nada es lo que parece. Detrás de los discursos religiosos del protagonista se ocultan diversos escándalos llenos de adulterio y avaricia entre feligreses.

Algunos de los personajes que tienen relevancia en la trama, además de los mencionados, son Grace Greenleaf (Merle Dandridge) y su hija Sophia (Desiree Ross), con la que tiene problemas de custodia, además de dos matrimonios llenos de secretos: Kerissa (Kim Hawthorne) y su marido Jacob (Lamman Rucker), y Kevin (Tye White) y su esposa Charity (Deborah Joy Winans).

Craig Wright, creador de la serie, es un cineasta estadounidense conocido por su participación en Homeland, A dos metros bajo tierra o Perdidos. La producción corre a cuenta de Lionsgate Television y de la periodista y presentadora Oprah Winfrey, que cuenta con su propio canal de televisión para el que se hizo específicamente la ficción.

La artista ya había participado de manera activa en la realización de telefilms como The Wedding o Tuesdays with Morrie a través de su empresa Harpo Productions, pero su deseo siempre fue dar el salto a una serie de televisión enfocada en la iglesia afroamericana para poder dar a conocer su cultura y la de los suyos a todo el mundo.

Su sueño pasó por encontrar el reparto adecuado para dar forma a la idea: además de su propio cameo secundario, se eligió un elenco de actores afroamericanos bien considerados encabezado por Keith David, conocido por aparecer en numerosas producciones memorables como La cosa o Están vivos y en filmes como Pitch Black, Las Crónicas de Riddick o Platoon.

David también ha sido premiado por su trabajo como actor de voz, tanto en videojuegos como en el panorama cinematográfico. Por ejemplo, en las películas de Ken Burns por las que ganó un Premio Emmy. A él se le unen de artistas de la talla de Lynn Withfield (Tocados por un ángel), Merle Dandridge (Hijos de la Anarquía), Kim Hawthorne (La investigación Da Vinci), Lamman Rucker (¿Por qué me casé?), Tye White (Game) y Deborah Joy Winans (Witney).

Como curiosidad, Craig Wright se hizo dos tatuajes el día que firmó su participación en la serie. Uno de ellos, una flecha señalando al corazón, se encuentra en su brazo derecho; el otro es el mismo símbolo y se ubica desde su extremidad izquierda en dirección hacia la mano. Una manera de simbolizar su necesidad de abrirse a nuevos proyectos y comprometerse con ellos.

Tanto fue así que la crítica solo ha tenido buenas palabras para la ficción. Algunos medios como The Washington Post han expresado su admiración: “Un drama familiar impecablemente escrito y muy bien concebido. Refleja un nivel de atención y autenticidad pocas veces visto en otras producciones sobre la vida de la iglesia”.

Greenleaf se sumerge en un entorno poco explorado hasta el momento y le añade grandes cantidades de intrigas que se sobreponen a los posibles clichés del guion. Los personajes son los suficientemente bien construidos y convincentes como para desviar la atención de ellos. Un producto recomendable para los aficionados al drama con toques de misterio.