Glee

V.O: Glee 2009
  • 6 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Adam Shankman
,
Alfonso Gomez-Rejon
,
Anthony Hemingway
,
Barbara Brown
,
Bill D'Elia
,
Brad Falchuk
,
Bradley Buecker
,
Carol Banker
,
Dante Di Loreto
,
Elodie Keene
Reparto:
Chris Colfer
,
Cory Monteith
,
Jane Lynch
,
Kevin McHale
,
Lea Michele
,
Matthew Morrison
,
Naya Rivera
Guionistas:
Ali Adler
,
Aristotle Kousakis
,
Brad Falchuk
,
Chris Colfer
,
Garrett Lerner
,
Ian Brennan
,
Jess Meyer
,
Marti Noxon
,
Matthew Hodgson
,
Michael Hitchcock
Ver serie

En 2009 Fox estrenaba Glee, una comedia musical que llegó para romper las reglas no solo televisivas sino también sociales y convertirse en todo un fenómeno y un referente generacional. Un total de seis temporadas componen esta ficción donde a través de la música se abarcarán temas como las relaciones amorosas, la sexualidad, la discriminación y el bullying.

La serie se centra en el instituto William McKinley en Lima (Ohio). Todo arranca cuando Will Schuester, el profesor de español quiere devolver al club del coro New Directions la popularidad que tenía cuando él era estudiante. Para ello realizará un casting al que se presentarán un grupo de estudiantes que están marginados pero que poseen un talento increíble: Rachel Berry, una joven cuyo sueño es protagonizar un musical en Brodway; Kurt, un chico homosexual apasionado de la moda que es humillado constantemente por sus compañeros debido a su sexualidad; Mercedes Jones, una estudiante afroamericana con sobrepeso que no se deja pisar por nadie; Artie Abrams, un chico parapléjico desde los 8 años con un gran talento para tocar la guitarra; y por último Tina Cohen-Chang, que finge ser tartamuda.

Will descubrirá también que Finn Hudson, capitán del equipo de fútbol, tiene un talento oculto imprescindible para el club. Finn y Rachel conectarán enseguida y esto despertará los celos de su novia Quinn Fabray, la capitana de las animadoras, que decide entrar en el club acompañada de sus inseparables amigas animadoras Samantha y Brittany. Por si fuera poco, Will tendrá que lidiar con que la comisión del instituto no cancele y disuelva el grupo y con la obstinada Susan ‘Sue’ Sylvester, que desea a los chicos y al propio Will el más absoluto de los fracasos.

Así arranca esta producción de Fox en colaboración con Brad Falchuk y Ryan Murphy Productions basada en una idea original de Ian Brennan (Flourish), Ryan Murphy (American Horror Story) y Brad Falchuk (American Horror Story). La serie se inspira en la experiencia personal de la propia infancia de Murphy, que siempre protagonizaba los musicales del instituto, y Brennan, quien perteneció al coro del colegio donde practicaba canto y danza. En un primer momento Brennan escribió en 2005 un borrador donde Glee era una película para televisión basada en sus propias experiencias en la escuela Prospect High School (Illinois), pero Murphy creyó que el concepto funcionaría mejor como una serie de televisión. De esa forma llegaron a Fox.

En ese punto había que concretar al equipo artístico y Matthew Morrison (Taking Chance) y Jane Lynch (Two and a Half Men) fueron los elegidos para interpretar a Will y a Sue. No obstante, los alumnos del McKinley estaban interpretados por actores desconocidos en la pantalla. Murphy se pasó tres meses en Brodway para seleccionar a parte de los jóvenes que darían vida a los chicos de Glee hasta que llegaron Lea Michelle, Cory Monteith, Diana Agron, Chris Colfer, Kevin Mchale, Naya Rivera, Amber Riley y Heather Morris, entre otros.

A lo largo de sus seis temporadas Glee acumuló a numerosos artistas como invitados. Entre ellos, los cantantes Ricky Martin, Britney Spears o las actrices Gwyneth Paltrow, Kate Hudson o Sarah Jessica Parker.

Como curiosidad es destacable que Heather Morris llegó de rebote, pues fue contratada para enseñar la coreografía de Single Ladies a la plantilla tras su gran experiencia en el mundo de la danza trabajando como bailarina en los tours de Beyoncé. Fue a raíz de ello que vieron que era el perfil que buscaban para el personaje de Brittany. Siguiendo este hilo de peculiaridades cabe destacar el hecho de que Brian Stokes Mitchell, que interpreta a uno de los padres de Rachel en la serie, protagonizó en 1998 el musical Ragtime, obra en la que precisamente aparece Lea Michele cuando tan solo tenía 11 años.

Pero más allá de los actores, el gran protagonista de la ficción fue la música. La característica principal de Glee es presentar números musicales interpretados por los personajes, tanto en formato actuación como a modo de situaciones espontáneas representadas con canto y baile. Esto se debe a la intención realista de sus creadores. Murphy era el encargado de seleccionar todos los temas utilizados, siempre con la idea de mantener un equilibrio entre clásicos y canciones de moda

Sorprendentemente el uso de las canciones fue aprobado de una manera muy sencilla por parte de las discográficas. Tanto los sellos como muchos artistas se mostraron conformes con una serie optimista y juvenil que quería luchar contra el racismo y la homofobia. El compositor Billy Joel ofreció muchas de sus canciones para su uso en el programa o la propia Rihanna ofreció su sencillo Take a Bow para que fuera utilizado, reduciendo así el valor de la licencia.

Todas las versiones que se hacían por temporada eran grabadas en estudio, llegando a contar con 16 bandas sonoras, seis álbumes recopilatorios, once EP y más de 600 sencillos. Se llegaron a vender más de 36 millones de sencillos digitales y once millones de discos a nivel mundial, convirtiéndola en uno de los mayores éxitos comerciales de los últimos tiempos. También se han comercializado versiones en DVD y Blu-ray, libros, una aplicación para iPad y tres juegos de karaoke para Wii. Además, la serie contó con su propia gira Glee Live! In Concert!, que recorrió durante cuatro semanas Norteamérica. Durante esa gira se grabó la película Glee: The 3D Concert Movie, donde se reflejó al elenco tanto encima del escenario como detrás de él.

Glee fue la serie de la generación millennial por excelencia, pues va mucho más allá de las típicas tramas de instituto y sus números musicales llegan incluso a superar a la versión original. Y es que Glee es la serie de la generación que sigue creyendo en los imposibles y que rompe con los moralismos impuestos, porque, como decían los integrantes del coro del McKinley, I Born This Way y Don't Stop Believing.