Gul

V.O: Ghoul 2018
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Patrick Graham
Reparto:
Bajrangbali Singh
,
Harry Parmar
,
Harry Parmar
,
Kailash Kumar
,
Manav Kaul
,
Radhika Apte
,
Ratnabali Bhattacharjee
,
Rohit Pathak
,
S.M. Zaheer
,
Sunil Soni
Guionistas:
Kartik Krishnan
,
Patrick Graham
,
Sarang Sathaye
Ver serie

Desde la expansión mundial de Netflix, la plataforma ha apostado por mezclar su oferta con algunas series locales en cada país. En 2018, decidió dar el salto con la ficción india. Tras el éxito de Juegos Sagrados, probó suerte con el mundo del terror de la mano de la serie Gul.

En un principio iba a ser una película, pero acabó convirtiéndose en una miniserie de tres episodios. La trama sigue a una investigadora militar, interpretada por Radhika Apte (Juegos sagrados), que se dedica a interrogar presos en un futuro distópico en el que la India está sometida bajo una dictadura. Todo cambia el día en el que llega un misterioso hombre que provoca sucesos extraños y temor tanto en la guardia como entre el resto de encarcelados.

El elemento central de la serie y que le da título es el Gul o Ghoul, un demonio o monstruo necrófago proveniente de la cultura arábiga previa al islam. Estos seres no son muy populares en la tradición europea. Sin embargo, hoy en día se han dado más a conocer gracias a obras como el manga y anime Tokyo Ghoul o Ra’s al Gul, villano de Batman.

La serie está producida por Blumhouse para Netflix. La compañía fundada por Jason Blum está detrás de algunas de las grandes películas de terror de los últimos años como Insidious, la franquicia Paranormal Activity o Déjame Salir. El encargado de dirigir y escribirla es el inglés Patrick Graham (Betaal), uno de los pocos extranjeros que trabajan en Bollywood.

Este mundo distópico en el que se enmarca la historia está marcado por un gobierno totalitario en el que los musulmanes son considerados terroristas y, por lo tanto, perseguidos. El tema racial es un foco de interés para Blumhouse. Ya lo trató en Déjame salir y en Infiltrado en el KKKlan.

Por eso, la elección de Graham para la creación no fue casual. El británico está muy interesado en la tortura en la era moderna. De tanto investigar, acabó teniendo una pesadilla en la que un prisionero nuevo aterroriza a los guardias y sus compañeros. Al despertar, escribió esta historia en la que criticaba el nacionalismo, el totalitarismo y la tortura.

Fue leyendo sobre la cultura arábiga cuando encontró la figura del gul. Sus características encajaban perfectamente con la historia que quería contar, y de la mezcla de ambos conceptos nace la serie. Sin embargo, más que un ataque contra la islamofobia, Graham prefiere que se tome como un entretenimiento de terror.

Y desde luego, lo consigue. Gul es una propuesta interesante para los más fans del género de terror como para los más curiosos gracias a lo exótico de la cultura india. La trama consigue equilibrar una historia llena de suspense y misterio con momentos de miedo y tensión.