Franklin y Bash

V.O: Franklin & Bash 2011
  • 4 temp.
  • Dramedia

Ficha técnica

Directores/as:
Allan Arkush
,
Andrew Fleming
,
Arlene Sanford
,
Bill Chais
,
Colin Bucksey
,
David Grossman
,
David Paymer
,
Elizabeth Allen Rosenbaum
,
Fred Savage
,
Jason Alexander
Reparto:
Breckin Meyer
,
Dana Davis
,
Garcelle Beauvais
,
Kumail Nanjiani
,
Malcolm McDowell
,
Mark-Paul Gosselaar
,
Reed Diamond
,
Stephanie Carpentieri
Guionistas:
Aeden Babish
,
Alex Berger
,
Bill Chais
,
Bill Krebs
,
Breckin Meyer
,
Dana Calvo
,
Denise Harkavy
,
Jamie Pachino
,
Jay Shore
,
Jeff Rake
Ver serie

Franklin & Bash es una serie de abogados de la cadena de cable TNT, estrenada en el año 2011 y compuesta por cuatro temporadas. Esta ficción logra diferenciarse como una comedia procedimental que resulta poco convencional comparada con el resto de series legales debido a su tono y su pareja protagonista.

Esta ficción gira en torno a una pareja de abogados muy particular: Peter Bash, un jurista capaz de conquistar a cualquier jurado gracias a su encanto y poder de convicción, y Jared Franklin, un hombre agudo e ingenioso capaz de convertir sus intervenciones en la sala en todo un espectáculo y a quien le encanta enfrentarse a las grandes corporaciones.

Esta pareja lleva un modesto bufete en el que utilizan todas las triquiñuelas posibles para ganar los distintos casos. Sin embargo, sus vidas cambiarán cuando, tras vencer en un juicio a Stanton Infeld, dueño de una de las firmas de abogados más importantes de Los Ángeles, este decide reclutarlos para darle un aire nuevo a su empresa.

A lo largo de los episodios estos dos abogados y los compañeros de su nueva firma se enfrentarán a los casos más curiosos, haciéndonos partícipes de las estrategias que emplean para salirse con la suya.

La serie está creada por Kevin Falls, guionista de series como El ala oeste de la Casa Blanca y This is us, y Bill Chais, que trabajó como escritor en Sucesor Designado y productor consultor en Mujeres Desesperadas y Chicago Justice. Ambos participaron como asesores y productores del drama legal Shark, y con esta comedia desarrollaron su primera serie en conjunto.

La serie estaba originalmente pensada para emitirse en la TBS, aunque en mayo de 2010 se anunció que la ficción se estrenaría finalmente en la cadena hermana TNT, ya que los ejecutivos creían que era una mejor opción para competir con su rival USA Network. De esta manera, se dio luz verde a la producción a mediados de mayo con un encargo de diez episodios y el equipo se trasladó a Los Ángeles.

El reparto estaba encabezado por los actores Breckin Meyer (Road Trip: Viaje de pirados) y Mark-Paul Gosselaar (Salvados por la campana) como Franklin y Bash respectivamente, que aparecían acompañados por Malcolm McDowell (La naranja mecánica) como Stanton Infeld; Reed Diamond (Dollhouse) como Damien Karp, sobrino de Stanton y socio principal de la firma Infeld Daniels; y Dana Davis (Una noche para morir) como Carmen Phillips, una investigadora privada que trabaja para el bufete.

Completaban el reparto principal Kumail Nanjiani (La gran enfermedad del amor) como Pindar Singh, un abogado agorafóbico que los protagonistas conocen desde la escuela de derecho, y Garcelle Beauvais (Siren) como Hanna Linden, socia principal del bufete y exnovia de Karp. A partir de la tercera temporada se incorporó, además, la actriz Heather Locklear (Melrose Place) como Rachel King, una abogada que se une a la firma.

La serie se estrenó en el verano de 2011, reuniendo en su estreno a 2.7 millones de espectadores, siendo sus datos especialmente buenos entre la audiencia joven y convirtiéndose en el cuarto programa de cable más visto de la noche.

A pesar de sus tibias críticas, la serie fue renovada por una segunda entrega debido a la fidelidad de la audiencia. Sin embargo, con el paso de los capítulos las cifras fueron decayendo y en su tercera temporada bajaron hasta los 2.1 millones y un 0.6 en demográficos, pasando en la cuarta a promediar 1.2 millones y solo un 0.3 en la franja de edad comprendida entre los 18 y 49 años, que constituye un target muy importante para este tipo de cadenas.

Esta tendencia se mantuvo hasta su último capítulo, que fue visto por unos discretos 975.000 espectadores, lo que se sumó a que por aquel entonces TNT se encontraba en un periodo de transición y renovación de su parrilla televisiva, significando su sentencia y el final de la serie tras cuatro temporadas y 40 episodios en total.

Franklin y Bash puede no ser la mejor ficción de abogados ni la más seria, pero ha conseguido conquistar al público al presentarse como una comedia legal distinta, con un estilo más gamberro y menos convencional que la mayoría de producciones del género.