Floodland

V.O: Grenslanders 2019
  • 1 temp.
  • Crimen

Ficha técnica

Directores/as:
Erik de Bruyn
Reparto:
Adanna Unigwe
,
Anne-Laure Vandeputte
,
Herwig Ilegems
,
Jasmine Sendar
,
Koen De Bouw
,
Monic Hendrickx
,
Nico de Vries
,
Robin Boissevain
,
Sebastien Dewaele
,
Wim Willaert
Guionistas:
Erik de Bruyn
,
Rik D'Hiet
Ver serie

La ficción neerlandesa no había destacado nunca, y mucho menos en el panorama internacional. Lo mismo ocurría con la belga, aunque con el auge de los 'nordic noir' y las series de Europa Central consiguió cierta relevancia con algunos títulos. Así que, para aprovechar el momento e intentar colocarse en el panorama europeo, se unieron para producir la serie Floodland.

Un yate tiroteado y con las paredes ensangrentadas aparece de la niebla entre los cargueros y petroleros en el río Escalda. La inspectora Tara Dessel se hace cargo del caso después del misterioso abandono de su puesto en Rotterdam, al mismo tiempo que un psiquiatra belga trata a una niña de origen africano traumatizada que apenas habla y que apareció al otro lado del río, en Flandes.

Pronto se dan cuenta de que ambos casos están conectados y que, para conocer la verdad, tendrán que trabajar juntos. De esta manera, comienzan un viaje que les llevará por las zonas rurales de los pólders de la región del Flandes zelandés, donde saldrán a la luz secretos que llevan siglos ocultos. Y es que allí a los extranjeros se les trata de manera distinta al resto.

De primeras, la serie parece seguir la premisa de un 'nordic noir': una zona rural en la que los espectaculares paisajes nevados de Escandinavia se sustituyen por los idílicos pólders, con sus ríos y molinos y un pueblo que se ve sacudido por un crimen pero que en realidad oculta oscuros secretos que se desvelan con la llegada de policías de la ciudad. Pero nada más lejos de la realidad.

La serie nace de una cuestión cultural. La región de Flandes y Países Bajos son dos territorios pegados, en los que se habla el mismo idioma, pero que constituyen países diferentes. Los creadores querían una serie que, a través de sus protagonistas y su entorno, mostrase la unión existente entre ambas zonas y, a su vez, sus diferencias al no pertenecer a un mismo Estado.

Los creadores de este proyecto fueron Erik de Bruyn y Rik D´Hiet. De Bruyn había visto la serie Het goddelijke monster, que había escrito D’Hiet, y estaba encantado con su trabajo. El director neerlandés tenía interés en hacer una serie que le gustase a los flamencos de ambos países y le propuso hacer una colaboración.

En cuanto al reparto, destacan sobre todo sus dos protagonistas. Para interpretar a Sendar, la elegida fue la actriz y cantante Jasmine Sendar, a quien se ha podido ver en España gracias a la película Cazadores de mentes. Esta comparte pantalla con el belga Koen de Bouw, un actor con carrera internacional y participaciones en producciones como The Last Tycoon.

Fue un proyecto largo y complejo, que requirió de tres años y medio de preproducción y al que no le resultó nada fácil conseguir financiación. Sin embargo, los verdaderos problemas llegaron con el rodaje, y es que no solo tuvieron que grabar bajo las medidas de seguridad por coronavirus, sino que la serie requería unas localizaciones muy específicas y, justo en el momento de filmar, una especie rara de pájaros comenzó a anidar allí y tuvo que paralizarse todo durante meses.

Floodland es la historia de una pequeña zona tan apartada de la mirada del resto que nadie ve lo que de verdad ocurre allí. La historia de gente extranjera en tierras extrañas. Pero, sobre todo, la historia de dos pueblos unidos por un idioma y una cultura en común pero separados por un río y por dos países diferentes.