Fábulas

V.O: Fábulas 1968
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Gabriel Ibáñez
,
Jaime de Armiñán
,
Pilar Miró
Reparto:
Antonio Ferrandis
,
Fernando Fernán Gómez
,
Francisco Matesanz
,
Luis Morris
,
Onofre Fraile
,
Ricardo Lucía
,
Valentín Tornos
,
Verónica Luján
,
Vicente Sangiovanni
,
Víctor Fuentes
Guionistas:
Aesop
,
Félix María Samaniego
,
Gaius Julius Phaedrus
,
Jaime de Armiñán
,
Jean de La Fontaine
Ver serie

Entiende la Real Academia Española como ‘fábula’ a un “breve relato ficticio, en prosa o verso, con intención didáctica o crítica frecuentemente manifestada en una moraleja final, y en el que pueden intervenir personas, animales y otros seres animados o inanimados”. Y así, bajo esta premisa, nace esta ficción del mismo nombre que TVE mostró a los españoles durante el año 1968.

Jaime de Armiñán fue el artífice, el creador de esta antología compuesta por trece capítulos en los que durante 45 minutos de media pueden contemplarse diferentes fábulas, obras del escritor Félix María de Samaniego, protagonizadas por su actor fetiche, Fernando Fernán Gómez. Y se le dice fetiche porque repetiría la misma fórmula con su siguiente producción del estilo –muy similar– que lanzaría en TVE, Del dicho al hecho, emitida en 1971. Salvo que, en vez de fábulas, las historias tratarían refranes.

Pero Fábulas no es una serie cualquiera. Esta ficción emitida en la prehistoria de la televisión española se compuso de títulos tan conocidos como ‘La lechera’, ‘La zorra y las uvas’, ‘Los gatos escrupulosos’, ‘El león vencido por el hombre’ o ‘La alforja’, entre otros. Y todos ellos, compuestos por un elenco de los actores más reconocidos del panorama nacional de la época. Desde Fernando Fernandis (Verano Azul) a Emilio Laguna (La sopa boba), Herrera (La casa de los líos), Fernando Rey (El Quijote de Miguel de Cervantes), Julia Gutiérrez Caba (Los Serrano), Irene Gutiérrez Caba (Turno de oficio) o Amparo Baró (Siete vidas),

Si el equipo artístico era tan aclamado, el técnico no era menor. En la realización de los episodios Jaime de Armiñán contó con Gabriel Ibáñez (Historias de Juan Español), uno de los profesionales de TVE que más proyección tuvo durante la década de los 70 y cuya técnica en el manejo de las cámaras bien podría asemejarse al actual. ¿Cómo? Empleando técnicas no asociadas a aquellos tiempos.

En el origen de la televisión española, la edición de las series era mucho más rudimentaria de lo que nos podemos imaginar. No solo porque se grababa en cine –nada de tarjetas de memoria actuales–, sino porque las cámaras y sus correspondientes objetivos eran unos aparatos muy pesados que había que cambiar manualmente. Por eso sorprende encontrarnos el zoom en sus capítulos, pasando de plano detalle a general; una técnica popularizada por Valerio Lazarov, otro de los grandes realizadores de la pequeña pantalla.

Este hecho novedoso contrasta totalmente con la rudimentaria cabecera de Fábulas: dibujadas, con los créditos recortados en papel o cartulina solapados a modo de bocadillos que anunciaban al equipo técnico, y editados con cortes secos, bruscos, que hoy serían impensables.

¿Y quién se encargó de la música? Vainica Doble. Otro detalle que puede apreciarse en la cabecera de la serie es que la música está desarrollada por ‘Van Aerssen Snatonja’, es decir, los apellidos de Gloria van Aerssen y Carmen Santonja, integrantes de este grupo español. Unas artistas que se encargarían también de la banda de audio de esta ficción, la cual no sería su última colaboración con Armiñán.

El motivo principal es que en aquellos años era muy habitual encontrarse equipos muy similares en las producciones. Eran los tiempos de las sagas familiares –como los Caba, por ejemplo–, pero no solo como lazos de sangre. Con esto queremos decir que Carmen Santonja era la cuñada de Jaime de Armiñán.

Y es que este veterano de la pequeña pantalla sabía que si algo funcionaba para qué iba a cambiarlo. Por eso no es raro encontrar a lo largo de sus producciones a equipos prácticamente similares. Entre ellos, por supuesto, Fernando Fernán Gómez, un actor que se consagró en la pequeña pantalla junto con el peruano y que en Fábulas ya puede discernirse como un artista todoterreno, capaz de meterse en la piel de diferentes personajes de diversa psicología sin ningún tipo de dificultad.

Para su control se encontraba Jaime de Armiñán al frente, uno de los directores de referencia de la época que brilló tanto en cine como en televisión. El homenajeado con el Goya de Honor de la Academia de Cine en el año 2014, era para 1968 un veterano de la pequeña pantalla. De hecho, uno de sus primeros trabajos fue Gran Parada, un programa de variedades donde debutaron rostros tan populares como Lina Morgan. Pero no solo eso. Si por algo destacó fue por ser el primero en dirigir y realizar relatos originales con Érase una vez, una serie de sorprendentes adaptaciones de cuentos clásicos que apenas duraban 15 minutos.

Fábulas se extiende hasta los 40 minutos, pero eso no resta para que esta antología se presente como una clara muestra de la profesionalización de Armiñán dentro del género –para entonces, ya un veterano– digna de su visionado. ¿Acaso no te intriga conocer cómo plasmó el famoso cuento de ‘La Lechera’?