Está bien no estar bien

V.O: Saikojiman Gwaenchanha 2020
  • 1 temp.
  • Dramedia

Ficha técnica

Directores/as:
Park Shin Woo
Reparto:
Kim Soo-Hyun
,
Oh Jeong-Se
,
Park Gyuyoung
,
Seo Ye-Ji
Guionistas:
Jo Yong
Ver serie

A finales de 2020, The New York Times compartió su lista con las mejores series del año a nivel internacional. Entre las favoritas estaban fenómenos como Better Call Saul, BoJack Horseman o Podría Destruirte, las españolas Patria y Arde Madrid, e incluso —aquí la sorpresa— un par de surcoreanas: Kingdom y esta It’s Okay to Not Be Okay.

Titulada Saikojiman Gwaenchanha en su versión original, la ficción llegó a España a través de la plataforma Netflix un 16 de agosto de 2020. Su aterrizaje se debió a la alianza entre la popular Studio Dragon y el streaming de la “N” carmesí, por el que se comprometían a crear contenidos y distribuirlos durante los siguientes años. Aquello hizo que el catálogo del canal se completara con títulos que hasta la fecha no habían estado disponibles en nuestras pantallas.

En concreto, el argumento narra el romance entre un empleado de psiquiátrico y una escritora de libros infantiles. A priori podría pensarse que ambos pertenecen a círculos muy diferentes, y tal vez sea así, pero los dos comparten algo aún más importante: un pasado trágico. Él vive con su hermano autista y juntos lidian con la muerte de su madre; ella es irascible, psicótica y sufre un trastorno de personalidad antisocial. ¿Se te ocurre una relación más prometedora?

Eso mismo debieron pensar las productoras asociadas al proyecto: Gold Medalist, Story TV y la citada Studio Dragon; quienes confiaron en una historia escrita y desarrollada por Jo Yong, que venía de trabajar en la comedia romántica Jugglers. Ya que hablamos del guion, merece la pena detenerse en la variedad de estilos y características que aúna: drama, romance, humor, intriga y hasta secuencias de animación al más puro estilo Tim Burton.

Todo ello tiene cabida en un relato que, en esencia, podría enmarcarse dentro de la ‘screwball comedy’, un subgénero ligero y de risa fácil pero que a la vez contiene una carga importante de crítica social. Este perfecto equilibrio también es obra del realizador Park Shin Woo (Amor en la ciudad), un director de gran experiencia en el terreno televisivo y que aquí destaca sobre todo en la planificación y el apartado visual.

Dentro del equipo artístico hay que señalar la química del dúo protagonista, Kim Soo-Hyun (My Love from Another Star) y Seo Ye-Ji (Lawless Lawyer); además de una larga lista de nombres en la que figuran: Oh Jeong-Se (When the Camellia Blooms) y Jang Young-Nam (Azooma), ganador y nominada al Baek Sang TV, respectivamente; Kim Joo-Heon (Do Do Sol Sol La La Sol); Park Gyuyoung (Sweet Home); Kang Ki-Doong (El Rey, Monarca Eterno); o Park Jin-Joo (While You Were Sleeping), entre otros.

Como curiosidad, éste fue el primer papel principal de Kim Soo-Hyun en televisión tras cumplir con el servicio militar de su país, de carácter obligatorio para los jóvenes de entre 18 y 28 años. Pero si esto te suena lejano, espera a saber que la Comisión de Normas de Comunicaciones de Corea del Sur sancionó a la productora de la serie por hacer, entre otros, un uso excesivo del lenguaje abusivo, o transmitir escenas sugerentes e inapropiadas.

A pesar de la polémica, la ficción se convirtió en un fenómeno, siendo probablemente el título surcoreano más importante de su año. Y es que It’s Okay to Not Be Okay ha logrado cautivar al público de todo el globo gracias a una historia mágica que nos habla de la necesidad de curar las heridas del pasado y de aprender a convivir con los demás y con uno mismo.