Érase una vez el hombre

V.O: Il était une fois... l'homme 1978
  • 1 temp.
  • Animación

Ficha técnica

Directores/as:
Albert Barillé
Reparto:
Albert Augier
,
Albert Barillé
,
Annie Balestra
,
Claude Bertrand
,
Jean Berger
,
Patrick Préjean
,
Roger Carel
,
Thierry Bourdon
,
William Coryn
,
Yves Barsacq
Guionistas:
Albert Barillé
Ver serie

Érase una vez… es una de las franquicias dirigidas al público infantil más entrañables de la pequeña pantalla, destacando como un conjunto de series de animación que llegaron a la pequeña pantalla en la década de los 70 que han entretenido a la vez que enseñado a varias generaciones de niños acerca de temas relacionados con la historia, la biología o el espacio.

La franquicia fue creada por el francés Albert Barillé en los estudios Procidis, emitiéndose a través de la cadena FR3 y Canal Plus Francia. La marca arrancó en 1978 con Érase una vez… el hombre, una serie que narraba de un modo didáctico –a la vez que divertido– la historia de la humanidad desde la prehistoria hasta la edad contemporánea, llegando a teorizar con el futuro en su último episodio.

Esta primera serie estuvo protagonizada por unos característicos personajes que repetirían en las siguientes producciones, interpretando distintos papeles a lo largo de la historia, cubriendo algunos el rol de los buenos –Pedro, Gordo y Flor– y otros el de los antagonistas –Tiñoso y Nabot ‘El Canijo’. Pero, sin duda, el personaje más carismático de todos fue El Maestro, un hombre muy sabio con una larga barba blanca que le cubría todo el cuerpo y que se presentaba como el álter ego de Albert Barillé, apareciendo en todas las producciones.

La animación fue una coproducción internacional con la participación de diversas entidades como la Société de Radio-Canada, Radiotelevisión Española, la RAI italiana, la NRK de Holanda, la SSR de Suiza o la productora de animación japonesa Tatsunoko.

Los 26 episodios de 25 minutos que componían Érase una vez… el hombre se convirtieron en un éxito mundial, siendo emitidos en multitud de países, lo que provocó la idea de hacer otras ficciones con el mismo formato sobre otros temas. Así fue cómo cuatro años después se estrenó Érase una vez... el espacio, que daba un pequeño giro a la serie original y se basaba en las historias de ciencia ficción y en las space operas para abarcar cuestiones éticas como la intolerancia o la avaricia, así como temas como la modernización y los peligros de la robotización.

Esta nueva serie nos situaba en una sociedad ambientada en el año 3023, en la que el Maestro tenía un robot a su imagen y semejanza llamado Metro. Además, en Francia se estrenó un largometraje llamado La Venganza de los Humanoides como colofón final, que se correspondía con los cuatro últimos episodios de la serie.

Érase una vez… el cuerpo humano fue la tercera producción de la franquicia. Estrenada en 1986, en cada capítulo abordaba un tema relacionado con el cuerpo humano, como podía ser la circulación de la sangre, el funcionamiento del cerebro o qué eran las hormonas, convirtiéndose en otro gran éxito.

Tras esto llegarían otras secuelas como Érase una vez... las Américas, coincidiendo con el quinto centenario del Descubrimiento de América, o Érase una vez... los inventores, que en 1994 nos descubría los mayores hitos científicos de la historia de la Humanidad, siendo bastante popular en España. Más tarde llegaría también Érase una vez... los exploradores, donde conoceríamos a personalidades como Erik el Rojo, Alejandro Magno o Magallanes. La séptima fue Érase una vez... la Tierra, estrenada en 2009, año en el que falleció su creador.

Tras su buena acogida en televisión, estas producciones fueron distribuidas en formato físico, consiguiendo un gran éxito de ventas. Además, se han generado numerosos productos derivados como álbumes de cromos o coleccionables.

Érase una vez destaca, así, como una franquicia mítica para los jóvenes de varias generaciones, convirtiéndose en un producto imprescindible que mostró a los más pequeños que el aprendizaje y la diversión también podían ir de la mano.