En casa

V.O: En casa 2020
  • 1 temp.
  • Antología

Ficha técnica

Ver serie

Qué año el 2020. Pocos, por no decir nadie, se imaginaban lo que iba a pasar a partir del 1 de enero. Y es que ocurrió de todo -a excepción de una invasión alienígena-. Pero, sin duda, lo más destacado fue el confinamiento por el coronavirus. No a todo el mundo le sentó mal estar durante semanas encerrado en casa, y a algunos les desató la creatividad y se pusieron a escribir e incluso a rodar. Un ejemplo es la serie En casa.

Se trata de una antología de cinco episodios realizados, escritos y protagonizados por personas diferentes. Cada uno cuenta con su propia trama y hasta su propio género, aunque les une un tema común: cómo les ha afectado a los personajes la pandemia del coronavirus, la cuarentena y el contexto en el que la han vivido.

Sin embargo, no son historias habituales sobre el día a día como en Diarios de la cuarentena. El primer episodio lo firma Rodrigo Sorogoyen (Impares), que dirige, escribe y protagoniza un relato de terror psicológico junto con Marta Nieto (Secretos de Estado), con quien había trabajado en su corto nominado al premio Oscar Madre.

En la misma línea se encuentra el episodio de terror intimista dirigido, escrito y protagonizado por Leticia Dolera (Vida perfecta). Aunque la más original de todas quizás sea la trama ideada por Carlos Marqués-Marcet (En el corredor de la muerte), una historia de ciencia ficción y fantasía que relata un viaje a través de los objetos de una casa.

También los hay más clásicos, como la comedia dramática de Elena Martín Gimeno (guionista de Veneno) sobre siete adolescentes (y tres gatos) que se trasladan a un hangar para alejarse de sus familias tradicionales. Cierra la serie Paula Ortiz (La novia), que debuta en televisión con la historia de una pobre chica que es dejada por su novio justo la mañana que comienza la cuarentena.

Rodar con todo el equipo -tanto creativo como actoral- confinado en casa, es de todo menos fácil. La mayoría no tiene más iluminación que la de su hogar o la natural, material limitado, los móviles para grabar… Y no solo eso, sino también la distancia. Por ejemplo, a Ortiz le pilló la cuarentena en Zaragoza, por lo que tuvo que dirigir desde su casa haciendo Skype con Celia Freijeiro (Seis hermanas) y Julia Castro (Zamorranadas).

Más fácil lo tuvo Leticia Dolera, que además de directora es actriz, lo que le permitió construir un relato en torno a una sola persona. Pero eso no quiere decir que fuera un camino de rosas, ya que tuvo que ejercer de actriz, directora y cámara, por lo que el tiempo de fijar el plano, grabar, cortar, revisar y volver a grabar se multiplicó. Al menos pudo contar con la ayuda de amigos como Álex García (El Continental), Núria Gago (Mira lo que has hecho) o la humorista Henar Álvarez para que le mandaron recursos como audios o imágenes.

En casa ha sido un ejercicio de creatividad para sus autores, que han tenido que enfrentarse a una forma de grabar que exigía agudizar el ingenio y encontrar nuevas formas de narrar. Este no es un relato costumbrista sobre la soledad o la vida con el coronavirus, sino de cómo funciona la psicología humana cuando se enfrenta a una adversidad.