El vecino

V.O: El Vecino 2019
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Nacho Vigalondo
Reparto:
Adrián Pino
,
Catalina Sopelana
,
Clara Lago
,
Jorge Sanz
,
Quim Gutiérrez
,
Sergio Momo
Guionistas:
Miguel Esteban
,
Pepo Pérez
,
Raúl Navarro
,
Santiago García
Ver serie

El vecino aterrizó en Netflix el último día del 2019, logrando alzarse con el aplauso de un público que encontró en esta ficción el entretenimiento perfecto para terminar el año. Y es que esta peculiar historia llegada desde el mundo del cómic destaca por un humor que recurría a la cotidianidad y a un importante componente de crítica social, todo ello de la mano de dos habituales del género como Raúl Navarro y Miguel Esteban.

¿Qué harías si de la noche a la mañana te topas con un extraterreste con la apariencia de Jorge Sanz y este decide traspasarte sus poderes antes de morir? Esto es lo que le pasa a Javier, un joven treintañero que deberá aprender a lidiar con las consecuencias de este suceso, a lo que se sumará su reciente ruptura con Lola, la falta de éxito de su negocio de camisetas con frases realistas (que no desmotivadoras) y la llegada a su edificio de José Ramón –alias José Pamón–, que ha cambiado el pueblo por la ciudad para prepararse unas oposiciones a juez.

Al frente de esta producción se encuentran Miguel Esteban y Raúl Navarro, acompañados de Carlos de Pando y Sara Antuña como productores ejecutivos. Ambos creadores son también los responsables de El fin de la comedia junto a Ignatius Farray, con la que fueron nominados al Emmy. En el apartado de dirección, merece la pena hacer referencia a la labor de Nacho Vigalondo (Los cronocrímenes, Open Windows, Colossal) en los dos primeros capítulos.

Para dar vida a este peculiar superhéroe se escogió a Quim Gutiérrez (Azuloscurocasinegro), acompañado de Clara Lago (Ocho Apellidos Vascos) como Lola. Junto a ellos se encuentran Adrián Pino (Malviviendo), Catalina Sopelana (Quién te cantará), Denis Gómez (Vivir sin permiso), Aníbal Gómez (Justo antes de Cristo), Sergio Momo (Zona hostil) y Jorge Sanz (¿Qué fue de Jorge Sanz?).

El primer volumen de El vecino llegó en 2004 de la mano de la editorial Astiberri. Tanto Santiago García como Pepo Pérez, sus autores, se habían criado leyendo historias de superhéroes, por lo que el curso natural de las cosas era que terminaran lanzándose a crear su propio relato. Es más, Santiago trabaja traduciéndolos desde hace años, bajo el nombre de Trajano Bermúdez. Así, los dos llevan a cabo un trabajo colaborativo en el que Santiago escribe el guion y Pepo va plasmando sus palabras en imágenes, retroalimentándose de manera constante durante todo el proceso. A este primer tomo le seguirían un segundo en 2007 y un tercero en 2009, además de uno recopilatorio de historias cortas publicadas en la revista El manglar que vio la luz en el año 2019.

Para el característico atuendo de Titán -compuesto por un traje rojo y granate, con la capa en azul verdoso y los detalles en amarillo- sus autores se inspiraron en los diseños de Marvel de los 60 y en Superman. En la serie se ha respetado este diseño, sustituyendo la máscara de tela por un casco en la versión de Netflix, un cambio justificado por el propio Pepo, ya que en su versión de carne y hueso dejar al descubierto media cara de Javier supondría que otros personajes cercanos a él le reconocieran rápidamente, algo que podía pasar desapercibido en las páginas del cómic. Para confeccionar el traje que llevaría Quim Gutiérrez, además, este tuvo que pasar entre cuatro y cinco horas de pie mientras lo cosían.

Uno de los principales atractivos de la serie reside precisamente en sus personajes, que se nos presentan desde una autenticidad con la que cualquiera de nosotros podría sentirse identificado, construyendo una historia que podría contemplarse como coral y que nos ofrece un retrato fiel de los tiempos actuales.

Y es que, a pesar de estar basada en el cómic homónimo, las diferencias entre ambas historias son evidentes, sobre todo en lo referente a la construcción de los personajes –principalmente los femeninos– y el tono del relato, que en su versión para la pequeña pantalla explora un humor que solo aparece en el primer tomo de los cómics.

El vecino es una historia de héroes, sí, pero de héroes que tienen que lidiar con problemas del día a día: rupturas amorosas, la precariedad laboral entre los jóvenes o el auge de las casas de apuestas, que se presenta como el verdadero enemigo en la primera temporada de la serie. Así, una de las claves es que la trama no pierde de vista la realidad social de nuestro país, configurando un retrato cercano de lo que supone vivir hoy en cualquier ciudad de la periferia madrileña.

Mención aparte merece la música que acompaña a los personajes en cada capítulo, entre la que se incluyen temas de grupos y cantantes españoles como Hidrogenesse, Joe Crepúsculo y Putochinomaricón, entre otros.

El Vecino nos traslada, de esta manera, a lugares comunes en los que podremos sentirnos como en casa, una casa en la que además tendremos la oportunidad de experimentar lo fantástico de la mejor manera posible: a través del humor y el pensamiento de que todo puede mejorar (sin olvidarnos de la compañía de Perruedines).