El último vuelo del Challenger

V.O: Challenger: The Final Flight 2020
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Ver serie

Ah, la carrera espacial. Hubo una época en la que la competición por ver quién desarrollaba más y mejores naves provocó una era de viajes fuera de nuestro planeta y a la Luna que hacían soñar que lo imposible era posible. Pero en 1986 hubo un evento que marcó un antes y un después para la NASA. Netflix lo recupera en El último vuelo del Challenger.

28 de enero de 1986, Estados Unidos. Una mañana fría. El transbordador espacial Challenger despegaba desde el Centro Espacial Kennedy con siete tripulantes a bordo. A los 73 segundos desde que el vehículo se elevase, se desintegró y cayó sobre el Océano Atlántico frente a las costas de Florida, provocando la muerte de todos los astronautas.

Está catalogado como uno de los mayores desastres de la historia de la carrera espacial y uno de los más mediáticos, ya que la misión se estaba retransmitiendo a nivel nacional y todo el país vio el accidente en directo. Además, este no era un lanzamiento cualquiera. En la misión STS-51L viajaba la profesora Christa McAuliffe, quien debía haberse convertido en la primera “persona normal” en salir al espacio exterior.

Las consecuencias fueron devastadoras, y la NASA entró en una crisis institucional que provocó muchos cambios en su organigrama (aunque no fueron duraderos). También se tuvieron que cambiar bastantes aspectos del diseño de los transbordadores y de las misiones incluyendo unos trajes presurizados para que los astronautas llevaran durante el lanzamiento y el regreso a tierra que en 1986 no tenían y que podrían haber sido de ayuda para su supervivencia.

En Estados Unidos se convirtió en una de esas historias de “y tú dónde estabas cuando ocurrió...”, como sucede ahora con el ataque terrorista del 11-S a las Torres Gemelas. Uno de los que acabó profundamente marcado fue el productor y guionista Glenn Zipper (Amigos caninos). “Si miro mi trayectoria desde ese punto en adelante, es como que todo vuelve hasta el accidente del Challenger”, afirma el creador.

A Zipper le acompaña en este proyecto Steven Leckart, conocido por su serie documental Hunting ISIS. Leckart coescribe el guion y dirige los cuatro episodios de la miniserie junto con el documentalista Daniel Junge (A Lego Brickumentary). Además, cuenta con la producción ejecutiva de J.J. Abrams.

El documental está compuesto de entrevistas a personas que están directamente relacionadas con el accidente: científicos e ingenieros de la época, responsables de la NASA y familiares de los fallecidos. Los creadores querían un relato íntimo, en primera persona y alejado de las teorías de expertos que lo analizan desde fuera. A estos testimonios se añaden imágenes de archivo de la época.

La carrera espacial se suele mirar en el cine y la televisión con heroísmo y optimismo. Sin embargo, no siempre ha sido así. La conquista del espacio ha requerido de muchos sacrificios y en su camino también ha habido accidentes e incluso muertes. El último vuelo del Challenger nos recuerda a aquellos que dieron su vida por el progreso científico.