El Show de David Choe

V.O: The Choe Show 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Ver serie

Definir El Show de David Choe es muy difícil. ¿Es una serie documental? Puede ser. ¿Es un programa de entrevistas? También puede ser. ¿Es una comedia? Por qué no. Es todo eso y nada a la vez. La palabra que mejor describe lo que nos vamos a encontrar es experiencia, una experiencia dadaísta y surrealista en el sentido más estricto de la palabra.

David Choe es un polémico artista multidisciplinar norteamericano, principalmente dedicado a la pintura y ligado con la cultura urbana. Su arte se mueve entre distintos estilos, principalmente figurativos. Ha trabajado como ilustrador para diferentes magazines como Vice o Hustler, y eso es más o menos lo que hace en esta nueva serie.

El artista invita a diversas personalidades a su casa para pintar un retrato sobre ellos en dos sesiones diferentes. No es una casa cualquiera, es la casa donde se crió y en la que guarda muchos recuerdos. Y traumas. Choe la compró cuando ganó en 2012 200 millones de dólares al vender las acciones con las que Facebook le había pagado por pintar unos murales en sus oficinas.

La magia surge en la conversación que mantienen mientras el artista está trabajando. Choe llega hasta lo más íntimo de los invitados mientras aborda diversos temas personales a través de entrevistas que van desde las risas hasta las lágrimas de la forma más inesperada. Porque con el artista figurativo no podemos esperar nada convencional.

No son entrevistas convencionales. Las conversaciones se alternan con escenas surrealistas, sketches y animaciones en una mezcla que no tiene sentido, pero funciona. Además, lo más particular de todo son los juegos de rol. Durante las entrevistas, o Choe o los invitados interpretan un personaje de la vida real en el que proyectan algunos de los temas de los que estén hablando.

Por ejemplo, durante la entrevista a la actriz porno Asa Akira, amiga del artista con la que salió un tiempo y grabaron un podcast, Choe interpreta al futuro hijo adolescente de la intérprete para hablar sobre cómo le afectaría si sus compañeros de clase encontrasen los vídeos de su madre. En el caso de Rainn Wilson, el icónico Dwight de The Office, se mete en la piel (y peluca) de la madre de Choe para hablar sobre la infancia del pintor.

Además de los ya mencionados, por el lienzo de Choe pasan algunos de sus amigos, como la popular tatuadora Kat von D y su marido Rafael Reyes, el actor y exmiembro de Jackass Steve-O, los actores Will Arnett (Arrested Development) y Val Kilmer, la actriz Maya Erskine (Casual), la escritora Erica Garza o el rapero Denzel Curry.

El Show de David Choe saca el lado más personal de sus invitados a través de una propuesta única. Una mezcla entre talk show, comedia, arte y surrealismo difícil de catalogar pero que conecta con lo más íntimo a la hora de abordar temas tan dispares como la maternidad, la infancia, el sexo o la necesidad constante de atención y aprobación.