El padrino de Harlem

V.O: Godfather of Harlem 2019
  • 2 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Guillermo Navarro
,
Joe Chappelle
,
John Ridley
Reparto:
Antoinette Crowe-Legacy
,
Demi Singleton
,
Forest Whitaker
,
Giancarlo Esposito
,
Jamaal Burcher
,
Lucy Fry
,
Sereene Brown
,
Vincent D'Onofrio
Guionistas:
Chris Brancato
,
Laurence Andries
,
Michael Panes
,
Moses Verneau
,
Paul Eckstein
,
Resheida Brady
,
Zach Calig
Ver serie

¿Cómo podría cambiar tu mundo después de una década en prisión? ¿Cómo tratarías de recuperar tu estatus, tu vida y tu negocio? ¿Y qué pasaría si además de esto eres un gángster de la zona más profunda de Nueva York? Esto es lo que le sucede a Bumpy Johnson (Forest Whitaker) en El padrino de Harlem, una ficción estrenada por HBO que pretende devolver el género negro a la estela mediática.

En concreto al New York de los años 60. Un momento de especial relevancia para Bumpy Johnson después de haber pasado una larga condena en la prisión de Alcatraz. Su libertad regresará pero su vida no se la encontrará como estaba, ya que la mafia genovesa, liderada por Chin Gigante (Vicent D’Onofrio), ha tenido mucho tiempo para hacerse con el control de la zona.

En este punto Johnson tendrá que lidiar con la banda italiana en un momento de plena tensión tras su retorno. Dos caminos enfrentados con el mundo criminal como telón de fondo que desvelará los entresijos y pactos entre políticos, personas de renombre y delincuentes. Y con el mentor de Frank Lucas, personaje de American Gangster, como protagonista.

Porque esta ficción nace del largometraje de Ridley Scott y con las figuras de Chris Brancato y Paul Eckstein [este último en calidad de guionista], creadores de Narcos, detrás de todo. Es decir, un aspecto clave –que sus autores estuviesen también detrás de la serie sobre Pablo Escobar– para entender cuál es el estilo que va a desarrollar El padrino de Harlem.

Además, para los más impacientes, también se puede hacer una idea del argumento de esta ficción al saber que está basada en la vida real del gángster estadounidense con el mismo nombre que el protagonista de esta producción, Bumpy Johnson; un mafioso nacido en Charleston en 1905 que terminó por convertirse en celebridad por sus actividades delictivas, aunque eso también le implicase enfrentarse a la justicia.

En este caso, asimismo, Johnson se aliará para acabar con la mafia italiana con el líder radical Malcom X, interpretado por Nigel Thatch (American Dreams). Una unión que también mana del universo cinematográfico, en concreto de la película del mismo nombre que desarrolló Spike Lee en 1992, la cual recrea también la vida de este delincuente de Harlem que luchó por los derechos humanos hasta cambiar su vida con su reconversión al islam.

Pero ¿está bien representadas sus vidas? ¿Es recomendable esta precuela de American Gangster? La crítica profesional difiere pese al aprobado generalizado. Y es que, grosso modo, lo que más se defiende es que esta ficción pretende abarcar mucho pero se tambalea en el intento. Entretiene y la figura como protagonista del ganador de un Oscar en 2006 por su rol en El último rey de Escocia, Forest Whitaker, impulsa la serie, pero se sigue quedando lejos de otras como Los Soprano y Boradwalk Empire de las que bebe en su esencia.

Porque lo que esta producción nos quiere narrar no es tanto el entresijo de la propia banda, sino la vida de su líder, de Ellsworth Raymon ‘Bumpy’ Johnson, un delincuente que fue arrestado en más de 40 ocasiones, pero con un objetivo: recuperar su vida, su negocio, su barrio: Harlem.