El Pacificador

V.O: Peacemaker 2022
  • 1 temp.
  • Superhéroes

Ficha técnica

Directores/as:
Brad Anderson
,
James Gunn
Reparto:
Danielle Brooks
,
Jennifer Holland
,
John Cena
,
Robert Patrick
Guionistas:
James Gunn
Ver serie

¿Héroe? ¿Villano? ¿Antihéroe? Sin duda, el Peacemaker de John Cena se ha convertido en uno de los personajes más inclasificables del universo DC reciente. Su carácter bruto e hiperbólico, su atuendo ridículo y su actitud violenta en pos del “pacifismo”, fueron de lo más memorable de El Escuadrón Suicida de James Gunn. Por eso, a nadie le extraña que su spin-off en solitario, El Pacificador, figurase entre los proyectos más esperados del inicio de 2022.

A nivel argumental, El Pacificador se define como una historia de orígenes sobre ese individuo llamado Christopher Smith, alias Peacemaker, un justiciero —o asesino despiadado, según se mire— capaz de cometer los actos más violentos con tal de conseguir la paz. De esta deliciosa contradicción nace un relato adrenalínico en el que Christopher se ve obligado a colaborar con nuevos compañeros para hacer frente al misterioso Proyecto Mariposa.

En cuanto al personaje, cabe señalar que Peacemaker apareció por primera vez en el número 40 de The Fighting 5 de Charlton Comics, allá por 1966. De ahí en adelante, todos conocieron al personaje creado por Joe Gill y Pat Boyette por su personalidad controvertida y, sobre todo, por su enfermiza y peligrosa obsesión con la paz. A pesar de su éxito en los 80, el gran público no le conoció hasta el estreno de la citada El Escuadrón Suicida en 2021.

El guionista y director de la película, James Gunn, fue el responsable de trasladar al personaje de la viñeta al audiovisual. Según la describe el cineasta, la serie pretende “profundizar en los problemas” que azotan al planeta actualmente, solo que a través de la mirada de un tipo que podría ser “un superhéroe, un supervillano o el idiota más grande del mundo”. A todo esto hay que añadir ese tono jocoso tan característico del director de Guardianes de la Galaxia.

Y es que el estilo de Gunn está marcado también por la violencia desenfrenada, la música pop y los chistes políticamente incorrectos. Todos estos rasgos autorales se pudieron ver ya en Super, la cinta de culto estrenada en 2010, donde Gunn narra la historia de un tipo normal y corriente, interpretado por Rainn Wilson, que se convierte en una especie de superhéroe con las mejores intenciones, pero sin ningún tipo de habilidad especial.

Como ya sucediera con El Escuadrón Suicida, Warner volvió a confiar ciegamente en el talento de Gunn, quien gozó de plena libertad creativa a la hora de desarrollar una historia que, según cuenta, se escribió “por puro aburrimiento” y en sólo 8 semanas durante la cuarentena. En este sentido, tal es la fe del estudio en el de San Luis que El Pacificador se anunció cuando todavía ni se había estrenado la película que presentaba oficialmente al personaje.

Cambiando de tercio, hay que decir que, en esta ocasión, es el propio John Cena quien pasa de interpretar a un personaje secundario a convertirse en el protagonista absoluto del relato. Así, el exluchador de WWE comparte pantalla con Jennifer Holland (American Horror Story), Robert Patrick (Goliat), Freddie Stroma (Los Bridgerton), Christopher Heyerdahl (Van Helsing), Steve Agee (New Girl), Chukwudi Iwuji (The Split) o la ganadora del Emmy Danielle Brooks (Orange is the New Black).

Con estos ingredientes, sorprende que la apuesta dividiera a la crítica especializada. Mientras las reseñas positivas calificaban a la serie como “hilarante”, “brillante” y “mordaz”; medios de la enjundia de The Hollywood Reporter lamentaron que la ficción se propusiera “arrojar luz” o “hacer más agradable” a un personaje que salió de su última película “rayando la villanía”, lo que le hace “perder demasiada de la oscuridad que le hacía fascinante”.

Objetivamente, lo que nadie podrá discutir es que El Pacificador no sea hija de su creador. Para bien y para mal. La serie es violenta, salvaje, tiene una banda sonora brutal y está minada de chistes que solo pueden verse en una plataforma con control parental. En definitiva, una carta de amor a ese concepto de entretenimiento ochentero y festivo que tantas historias nos regaló. Acción, risas, palabrotas... Conseguir la paz nunca fue tan divertido.