El juego del amor

V.O: The Mating Game 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Productores/as:
Jeff Wilson
Reparto:
David Attenborough
Ver serie

Asumamos que el arte de la seducción es un don que no posee todo el mundo. Acercarte a la persona que te gusta, a veces nos hace caer en el ridículo más absoluto y nos hace renegar de la especie humana. Sin embargo, la serie documental El juego del amor llega para descubrirnos que los animales también caen en todo tipo de artimañas para lograr esa "conexión especial".

En su afán por descubrirnos los secretos de la naturaleza y el reino animal, la BBC se atreve en esta ocasión con una emoción tan compleja como el amor, y lo hace a través de diferentes especies: desde avestruces en Namibia hasta pandas gigantes en China, todas reservan un espacio en sus vidas para la búsqueda de la pareja perfecta con la que aparearse y dejar un legado.

Y es que al final los animales no se diferencian tanto de nosotros e incluso cuentan con sus propias estrategias a la hora de cortejar a su objeto de deseo. Mientras que algunos luchan, otros optan por métodos más insistentes como la persecución u originales como crear canciones y bailes para llamar la atención.

Producida por la prestigiosa compañía Silverback Films, también responsable de Un planeta perfecto, esta serie documental nos conduce en un apasionante viaje a través de cinco hábitats diferentes de seis continentes, acompañados por la narración del experto naturalista Sir David Attenborough.

Las imágenes que encontramos en este documental han sido posibles, además, gracias a realizadores locales. Una opción inusual que el equipo consideró ante la imposibilidad de viajar debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, esta decisión no solo permitió continuar con la producción, sino que, según el productor Jeff Wilson, también les ofreció la oportunidad de captar momentos muy concretos al no estar tan sujetos a presupuestos y a la dictadura del “estar en el lugar y en el momento adecuados”.

Este es el caso, por ejemplo, de las ranas toro africanas, que solo se reproducen cuando se dan unas condiciones muy específicas: después de fuertes lluvias. Algo que solo pasa durante dos o tres días, y que los machos aprovechan para pelear por las hembras en las piscinas que se forman con el agua caída. El cineasta sudafricano Russell MacLaughlin fue capaz de captar en cámara este momento debido a su cercanía, al igual que hiciera el australiano Alex Veil en su país de origen al filmar a un grupo de rayas marinas después de pasar 16 semanas esperando su llegada.

El juego del amor nos lleva por mar y tierra para conocer cómo se relacionan las distintas especies, y lo hace con la guía del ya mítico David Attenborough y un archivo de más de 4000 horas de grabaciones de animales desplegando todo su arsenal para lograr hacer match.