El fiscal, la presidenta y el espía

V.O: El fiscal, la presidenta y el espía 2019
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Justin Webster
Ver serie

El documentalista inglés Justin Webster se ganó el aplauso del público y la crítica en el año 2016 con Muerte en León. En esta ocasión vuelve a sorprendernos con El fiscal, la presidenta y el espía para narrarnos los hechos que rodearon la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman. ¿Fue un asesinato o un suicidio?

El documental, dividido en 6 episodios, nos da a conocer un mediático caso que aún hoy en día sigue constituyendo un misterio. Tiene su origen el 18 de julio de 1994, cuando se produjo en Buenos Aires un atentado con bomba contra el centro cívico judío AMIA que tuvo como resultado 85 muertos y cientos de heridos, convirtiéndose en el peor ataque terrorista ocurrido en Occidente anterior al 11-S.

Este acto impulsó una compleja investigación en la que se involucraron varios servicios de inteligencia extranjeros, entre los que se incluyen la CIA, el FBI y el Mossad. A raíz de estas indagaciones, surgieron varias teorías que apuntaban a la presencia de policías corruptos, aunque no se llegó a una conclusión clara. Fue en el año 2015 cuando Nisman acusó a la presidenta Cristina Kirchner de conspirar con Irán, pero cuatro días después de la denuncia fue hallado muerto en el baño de su casa con un disparo en la cabeza. ¿Qué pasó realmente?

Webster es ya un experto en la materia, pues en el pasado se colocó al frente de Seré asesinado, acerca de la extraña muerte de un abogado guatemalteco; la ya mencionada Muerte en León, que se centraba en el asesinato de la presidenta de la Diputación Provincial de León, Isabel Carrasco; y El Pionero, sobre Jesús Gil. En esta ocasión, se embarca en una investigación que duró cuatro años para recopilar información que le permitiera esclarecer los secretos del caso, tanto del atentado como de la muerte. Tal y como afirma el propio Nisman, “el epicentro es la muerte de Nisman, pero el detonante recorre hacia el pasado y los atentados a la AMIA; el futuro, porque se convierte en un caso súper importante en la investigación, y también en la política nacional, entrando la CIA y el FBI”.

El documentalista ha encontrado en este género una gran oportunidad y en las plataformas de streaming sus principales aliadas, situando la clave de su éxito en “ofrecer historias bien contadas y que estas sean relevantes. La realidad bien entendida, respetada, tratada y contada tiene más posibilidades de fijar nuestra atención que la ficción, que a menudo es material de baja estofa.”

Para llevarla a cabo, se emprendió una ardua labor de documentación y se concertaron entrevistas con diversos personajes relevantes, como Oscar Parrilli, segundo de Cristina Kirchner; Alberto Fernández, presidente de Argentina en el momento de la grabación del documental; y el enigmático Jaime Stiuso, exdirector de los servicios secretos que nunca antes había aparecido en pantalla, a excepción de las imágenes del juicio.

Las producciones de no ficción en torno a crímenes sin resolver siempre han despertado el interés del público y este caso, que, según New Yorker, es “el equivalente latinoamericano del asesinato de JFK”, no iba a ser menos. Un documental que nos introduce en las relaciones entre la política y el poder, de la corrupción y la justicia, de la verdad y la mentira. Y es que, más allá de lo que se esconde tras la muerte de Albero Nisman, El fiscal, la presidenta y el espía pretende mostrarnos cómo la verdad está en peligro.