El Estado contra Pablo Ibar

V.O: The Miramar Murders 2020
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Hernán Zin
,
Olmo Figueredo González-Quevedo
Guionistas:
Jose F. Ortuño
Ver serie

Del caso de Pablo Ibar se ha escrito mucho y se ha contado aún más. “Los crímenes de Miramar”, como se les conoce, han sido llevados a la televisión incluso de la mano de Nacho Carretero y Miguel Ángel Silvestre en la serie En el corredor de la muerte. Pero, probablemente, nunca se hayan visto desde tan cerca como en el documental El Estado contra Pablo Ibar.

Desde 1994, el hispano-estadounidense Pablo Ibar ha estado batallando por demostrar su inocencia en un caso de triple homicidio con varios delitos de robo añadidos. Estos juicios se han visto envueltos en mucha polémica por las irregularidades y la falta de pruebas concluyentes. Algo que no ha impedido, sin embargo, que Ibar siempre haya sido condenado.

Y es que este llegó a pasar 16 años en el corredor de la muerte a la espera de ser ejecutado, aunque finalmente consiguieron que la condena se “rebajase” a cadena perpetua. Por todo esto, el productor Olmo Figueredo se decidió a dirigir un documental sobre el caso en lo que supone su debut detrás de las cámaras más allá de los cortometrajes.

Se trata de una superproducción de más de 5 años de trabajo. Durante todo este tiempo, el equipo ha acompañado a la familia en los juicios y sus cámaras han sido las únicas que han podido participar en ellos durante un lustro, gracias a la colaboración de la defensa y la familia, que han permitido que se documente todo lo sucedido.

La intención de este documental, según explica Figueredo, no es arrojar luz sobre el caso ni intentar exculpar a Ibar. “Queremos colocar al espectador como un jurado más”, dice su director. Quiere que sirva como ejemplo de la historia dramática de toda esa gente que se ha visto envuelta. Y lo hace a través de familiares, abogados, fiscales y testigos.

“Quería que Pablo Ibar no fuera el protagonista”, comenta Figueredo. Partiendo de esta premisa, lo que pretende es mostrar al ser humano, sus reacciones y cómo vive todo el proceso, más que colocarle ante una cámara.

En un principio, el proyecto estaba planteado como un largometraje, pero finalmente terminaron con 50 entrevistas y 2.000 horas de grabación. El equipo reconoce que se les fue de las manos, aunque si lo habían empezado, había que terminarlo. Por eso, el material se materializó en una miniserie de seis episodios de 55 minutos cada uno.

Desde el punto de vista del 'true crime', este es uno de los casos más fascinantes por todo lo que lo envuelve y las décadas de proceso judicial. Así, Figueredo convierte el documental El Estado contra Pablo Ibar en un thriller con tintes de drama legal sobre uno de los juicios más polémicos relacionados con la historia reciente de España.