El equipo A

V.O: The A-Team 1983
  • 5 temp.
  • Acción

Ficha técnica

Directores/as:
Arnold Laven
,
Bernard McEveety
,
Bob Bralver
,
Bruce Kessler
,
Christian I. Nyby II
,
Chuck Bowman
,
Craig R. Baxley
,
David Hemmings
,
Dennis Donnelly
,
Gilbert M. Shilton
Reparto:
Carl Franklin
,
Dirk Benedict
,
Dwight Schultz
,
Eddie Velez
,
George Peppard
,
Lance LeGault
,
Melinda Culea
,
Mr. T
Guionistas:
Allan Cole
,
Babs Greyhosky
,
Bill Nuss
,
Bruce Cervi
,
Burt Pearl
,
Chris Bunch
,
Danny Lee Cole
,
Dennis O'Keefe
,
Frank Lupo
,
Jayne C. Ehrlich
Ver serie

El equipo A es una serie de televisión estadounidense que se emitió desde 1983 hasta 1987 en la cadena NBC. La ficción, con altas dosis de acción y comedia, fue uno de los entretenimientos de referencia en todo el mundo durante la década de los 80. Los personajes ya son iconos en la historia audiovisual y tras sus múltiples hazañas consiguieron inspirar una película 23 años después.

La serie sigue al Coronel John ‘Hannibal’ Smith (George Peppard), que tras su participación en la guerra de Vietnam es encarcelado injustamente junto a su equipo por robar, con órdenes ajenas, el Banco de Hanoi. Después de fugarse y hacerse a la carretera empiezan a ser perseguidos por una serie de personajes que quieren acabar con ellos. Gracias a la necesidad de supervivencia se van formando como verdaderos héroes a sueldo, trabajando como vigilantes y protectores de los civiles estadounidenses.

El equipo está encabezado por Smith, cerebro de las operaciones y un experto en disfraces. A él le acompañan el teniente Templeton Peck (Dirk Benedict), encargado de la parte logística y de aprovechar los métodos poco ortodoxos; el capitán Murdock (Dwight Schultz), un loco capaz de pilotar cualquier vehículo volador; y el sargento B.A. Baracus (Mr. T), un experto mecánico y manitas que puede fabricar un arma con pocos recursos.

Stephen J. Cannell, productor, escritor, actor y fundador de los estudios Cannell Entertainment, es el creador de la serie junto a su socio creativo Frank Lupo. El dúo facturó numerosas producciones exitosas desde los años 70 a los 90 de las que Cannell es padre: El gran héroe americano, Los casos de Rockford, Nuevos policías o Riptide.

Tiempo después, Cannell reconoció en una entrevista que su intención no era crear El equipo A. La idea era realizar un programa de televisión muy distinto, pero los ejecutivos de los estudios de Universal intervinieron y le contaron sus propias ideas basadas en una serie de acción que pudiera gustar a todos los públicos.

Para construir los arcos argumentales, los guionistas tuvieron vía libre y recurrieron a espectaculares accidentes automovilísticos que probaban los límites del realismo, por lo que, al final, todos salieron ilesos. Los episodios tuvieron una estructura homogénea: comenzaban con civiles en apuros que pedían ayuda y tras la inspección del coronel llegaba la frase “Enhorabuena, han contratado al equipo A”, que suponía la inminente entrada a la acción.

La producción consiguió relanzar la carrera del actor George Peppard, que había visto cómo su vida se venía abajo por la afición al alcohol y a las drogas. Antes de la fatídica etapa participó en películas como Desayuno con diamantes u Operación Crossbow. Tras él, el resto de artistas que interpretaban a los miembros del equipo también vieron impulsada su proyección cinematográfica. Es el caso de Mr. T, que había cobrado fama gracias a su papel como villano en Rocky III y que después tuvo la oportunidad de protagonizar su propia serie llamada Mister T.

Por su parte Dirk Benedict, se hizo con el beneplácito del público femenino al ser considerado el sex symbol de la época. Tras la serie desapareció prácticamente de la actuación y solo se le pudo ver esporádicamente en Galactica. Dwight Schultz siguió participando en ficciones como Creadores de sombras y en la franquicia de Star Trek, aunque el grueso de su trabajo se centró en el doblaje de series de animación.

Su personaje, el más alocado e histriónico del equipo, había sido en primera instancia descartado por los ejecutivos de NBC porque sentían que era demasiado exagerado. Las audiencias de prueba les hicieron cambiar de idea porque el piloto se convirtió en uno de los personajes mejor puntuados y le daba un carisma singular a la serie.

Algo así sucedió con Baracus, interpretado por Mr. T. El mecánico se convirtió en la imagen más representativa de El equipo A, muy por encima de su protagonista al que daba vida George Peppard. Ambos actores tuvieron encontronazos en el set, supuestamente porque el segundo veía cómo su relevancia quedaba a un lado, siendo él la estrella de la ficción en los comienzos.

Curiosamente, el atrezzo del afroamericano cobró tanta importancia que durante el rodaje tenía que transportarse con altas medidas de seguridad porque principalmente estaba compuesto de oro y su peso solía oscilar entre los 15 y los 18 kilos. En cambio, los cigarros que habitualmente fumaba el coronel procedían de una reserva personal del actor y no los admitía de otro tipo.

Otra de las curiosidades que más afectó a los españoles fue la participación de la actriz Ana Obregón en la serie. Su personaje era una mujer llamada Marta que estaba del lado del bando enemigo. Una de las secuencias, convertida en material de culto, todavía puede verse por la red. La artista reconoció que le hicieron pruebas del VIH para participar en la ficción internacional debido a que su escena implicaba darle un beso a George Peppard.

Aunque se realizó una película inspirada en 2010, la esencia de la original no estuvo presente entre el nuevo elenco y los efectos especiales modernos. La ficción, en la que nunca moría nadie pero que sobrecargaba la pantalla con combates y explosiones, siempre formará parte de la vida de los que crecieron con ella, de la cultura ochentera y de la historia de la televisión.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x05. 'Black Day at Bad Rock'
  • 2x21. 'Deadly Maneuvers'
  • 3x22. 'Bounty'