El crimen de Liverpool

V.O: Little Boy Blue 2017
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Paul Whittington
Reparto:
Brían F. O'Byrne
,
Elizabeth Berrington
,
Faye McKeever
,
James Nelson-Joyce
,
Matthew Roberts
,
Michael Moran
,
Nathan Clark Smith
,
Sara Powell
,
Sinead Keenan
,
Stephen Graham
Guionistas:
Jeff Pope
Ver serie

El crimen de Liverpool, cuyo título original es Little Boy Blue, es una producción llegada desde Reino Unido en el año 2017 a través de la cadena ITV. En esta miniserie formada por cuatro episodios se nos remite al caso real del asesinato de Rhys Jones, un niño de Liverpool que fue asesinado de manera accidental conmocionando a toda la sociedad británica.

La historia que se nos narra en esta ficción gira en torno a Rhys Jones, un niño de once años aficionado del Everton que es asesinado en su regreso a casa de un entrenamiento al cruzarse en un tiroteo entre dos bandas juveniles en Liverpool. Este terrible suceso impulsará una compleja investigación capitaneada por el agente Dave Kelly, que no cesará en su intento por descubrir la identidad de los culpables.

El guion de esta miniserie ha sido escrito por Jeff Pope, nominado al Oscar a Mejor Guion por su labor en la película Philomena, estrenada en el año 2013 y protagonizada por Judi Dench (Shakespeare in Love). La labor de dirección fue asumida por Paul Whittington, que cuenta con una destacada trayectoria en televisión, medio en el que ha trabajado en producciones como Spooks, Hotel Babylon o Vera.

Entre el elenco de intérpretes merece la pena destacar los nombres de Stephen Graham (This Is England), Sinead Keenan (Being Human), Brían F. O’Byrne (Before the Devil Knows You’re Dead), Matthew Roberts (que debuta con esta producción en la industria televisiva), Elizabeth Berrington (Stella), Michael Moran (Being Keegan) y James Nelson-Joyce (Mount Pleasant).

La trama que se nos narra en esta producción para ITV está basada en hechos reales, lo que siempre representa una dificultad añadida a la hora de adaptar la historia para la pequeña pantalla, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un hecho relativamente reciente y del que existe mucha información. Aún así, el resultado es una producción que logra destacar por un tratamiento respetuoso de los hechos y que logra atrapar al espectador.

Esta ficción nos ofrece, además, una curiosa perspectiva en torno a lo que significó socialmente este terrible suceso. Y es que en El crimen de Liverpool no se ahonda únicamente en el dolor de unos padres que tuvieron que enfrentarse a la pérdida demasiado temprana de su hijo, sino que se construye un retrato de lo que supuso para la comunidad este asesinato, una comunidad que comenzó a resquebrajarse a partir de este hecho por la desconfianza, el miedo, el encubrimiento y la traición.

El elemento más atractivo de esta ficción es, sin duda, el personaje al que da vida Stephen Graham, que logra una interpretación llena de fuerza y complejidad a la hora de meterse en la piel de un agente Dave Kelly que logra hacer viajar al espectador a través de numerosas sensaciones que nos llevan desde la desesperación por encontrar al culpable hasta el deseo de reconfortar a unos padres que tratan de lidiar con un dolor difícilmente soportable.

A modo de curiosidad, merece la pena remitirnos al origen del título de la ficción en su versión original, Little Boy Blue, que hace referencia a la pasión que el pequeño Rhys Jones sentía por el Everton, su equipo de fútbol favorito y cuya afición se diferencia con el color azul. Este club de la primera división inglesa rindió un homenaje –tanto en la vida real como en la ficción– en honor a su entregado aficionado.

El éxito que experimentó la serie se vio reconocido con unos sólidos datos de audiencia que se situaban alrededor de los 8 millones de espectadores de media, con varias nominaciones y la consecución de un BAFTA a Mejor Actor Secundario para Brían F. O’Byrne y los premios a Mejor Programa de Ficción de Larga Duración y a Mejor Actriz para Sinead Keenan en el Festival de TV de Monte Carlo, todos en el año 2018.

Si sientes curiosidad por conocer más detalles en torno a este terrible caso que conmocionó a la sociedad británica en el año 2007, no lo dudes y sumérgete en los entresijos de una investigación que no te dejará indiferente y que te mantendrá pegado a la pantalla desde el primer momento, no solo por su historia basada en hechos reales sino por unas interpretaciones que consiguen dotar de mayor atractivo a un producto que ya destaca por su gran calidad técnica y narrativa.