Dos balas muy perdidas

V.O: Teenage Bounty Hunters 2020
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Andrew DeYoung
,
Angela Barnes Gomes
,
Diego Velasco
,
Jesse Peretz
,
Lauren Morelli
,
Mark A. Burley
,
Nick Sandow
,
Rebecca Asher
,
Stephanie Laing
,
Stephen Falk
Reparto:
Alec Guthrie
,
Anjelica Bette Fellini
,
Carolyn Jones Ellis
,
Given Sharp
,
Jacob Rhodes
,
Kadeem Hardison
,
Maddie Phillips
,
Nicholas Cirillo
,
Shirley Rumierk
,
Virginia Williams
Guionistas:
Aziza Barnes
,
Earl Davis
,
Kathleen Jordan
,
Megan King Kelly
,
Robert Sudduth
,
Shane Kosakowski
,
Tara Herrmann
,
Zoe Jarman
Ver serie

Titulada originalmente Teenage Bounty Hunters, Dos Balas Muy Perdidas es una de las grandes apuestas de Netflix en materia de ficción adolescente para 2020. Se trata de una comedia con un toque descarado y ácido que también tiene momentos para el drama. Por tenerlos los tiene para todo, ya que su premisa es una de las más locas que se recuerdan en la plataforma.

La historia sigue a Blair y Sterling Wesley, dos mellizas de dinero que llevan la típica y ajetreada vida de cualquier estudiante de instituto cristiano en Atlanta. Un día, los avatares del destino les llevan a toparse con un criminal fugado al que da caza Bowser Simmons, un hombre curtido que regenta una tienda de yogur helado. ¿Cómo si se dedica al negocio de las cremas heladas? Porque el tipo es a la vez cazarrecompensas, y después de atisbar una serie de habilidades muy concretas en las hermanas les propone unirse a él y sumergirse en un submundo de prófugos y secretos por el que conocerán a la más distinguida escoria de la ciudad.

Sin embargo, si eres uno de esos seriéfilos a los que ni un argumento de estas características le llama la atención, quizás lo haga el hecho de que venga firmada por Kathleen Jordan, conocida por ser la guionista detrás de American Princess. Y aunque su equipo incluya algunos nombres propios, como la ganadora del Emmy Jenji Kohan, creadora de Glow y Orange is the New Black, la ficción parece directamente conectada con la vida de la propia Jordan.

Y es que, según revela la guionista, hay mucho de su propia experiencia en la historia: “Es cómo desearía haber actuado cuando era una adolescente en mi propia escuela cristiana pija. Crecí en una parte muy conservadora de Atlanta llamada Buckhead. Siempre sentí que no pertenecía del todo a ese lugar (...) También los gustos estéticos y musicales de Blair están sacados de mi vida adolescente, aunque diré que hace que se vean mucho más geniales que en mi caso”.

Siguiendo las claves de Jordan, el sexo es otro de los puntos calientes y claves de la propuesta. “Una cosa que realmente quería que fuese una piedra angular de la serie es la sexualidad femenina positiva en los adolescentes. Siento que vemos tantas representaciones del placer masculino en los medios de comunicación que el placer femenino a menudo responde como un efecto secundario de la situación. Cuando era adolescente, desearía haber visto a mujeres jóvenes explorar activamente su sexualidad en la televisión o en los libros. Siento que esas historias estaban fuera de mi alcance (...) Al contrario que mi experiencia, quería que nuestros personajes vivieran en un mundo donde la sexualidad de las adolescentes pudiera ser honesta, divertida y placentera. Obviamente, encuentran desafíos cuando se trata de su sexualidad, pero también logran tener el control y estar en el centro de la historia”, revela.

Dispuestas a satisfacer los deseos artísticos de la autora está la dupla protagonista formada por Anjelica Bette Fellini (The Gifted: Los Elegidos) y Maddie Phillips (Ghost Wars). Curiosamente, el relato presenta a dos hermanas de la misma edad, 16 años; pero en la vida real las intérpretes ya habían celebrado 25 cumpleaños cuando se estrenó la primera temporada. Al menos sí que tienen los mismos años, de eso no la podrán acusar.

Además de Fellini y Phillips, la producción que comanda Tilted Productions cuenta con un muy interesante reparto, en el que se incluyen rostros como: Kadeem Hardison (A Different World); nominado al Young Artist en 1988; Virginia Williams (Embrujadas); Shirley Rumierk (Rise); Eric Graise (Locke & Key); Mackenzie Astin (Scandal); Myles Evans (The Hate U Give); Spencer House (The Society); o Charity Cervantes (Dolly Parton: Acordes del Corazón).

Por otro lado, conviene destacar que en apenas unas semanas la ficción de Kathleen Jordan ya había cosechado multitud de comentarios. En este sentido, la mayoría de medios se mostraron satisfechos con el resultado. Aunque también hubieron indecisos. Por un lado, The Hollywood Reporter, aún señalándola como “encantadora y bien hecha”, no escondía su sorpresa ante una serie que “no debería funcionar, pero está bien desarrollada y lista para ser devorada”. En total sintonía se encuentra TV Guide, que la califica como “muy entretenida porque introduce a un par de estrellas deslumbrantes, tiene diálogos hiperactivos e historias que, aunque no son muy originales, sí son adictivas”.

Si lo serán o no para ti está por ver. De momento parece evidente que Dos Balas Muy Perdidas es una aventura de lo más extravagante que funciona como un entretenimiento perfecto para esas ocasiones en las que tienes poco tiempo y mucho mono de historias. Aunque tampoco te creas, debajo de su adrenalina desenfrenada y sus buenos momentos de humor picante parece haber un discurso. Y si estas chicas tienen tiempo para compaginar el instituto con una beca de cazarrecompensas, tú también lo tienes para descubrir su mensaje.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x07. ‘Cleave or Whatever’
  • 1x09. ‘Our Ham Is Good’
  • 1x10. ‘Something Sour Patch’