Detention

V.O: Detention 2020
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Productores/as:
Shih-Ken Lin
Directores/as:
Iling Lin
,
Shiang-An Chuang
,
Yi-Hsuan Su
Reparto:
Chun-Yao Yao
,
David Chao
,
Serena Fang
,
Teng-Hung Hsia
Ver serie

Nadie puede negar que esto de las plataformas de streaming es un puntazo cuando se trata de descubrir series exóticas. En el caso de Netflix, por ejemplo, no paran de llegar propuestas que de otra manera sería imposible hincarles el diente. Uno de esos casos podría ser el de la ficción taiwanesa Detention, un drama que mezcla misterio y terror en un instituto bastante siniestro.

Su argumento arranca en los 90, cuando Yunxiang Liu, una estudiante de intercambio, entra sin querer en una zona prohibida del campus de Greenwood. Allí se encuentra con el fantasma de Ruixin Fang, que le pone al día de los inquietantes secretos del instituto, donde los últimos 30 años han estado marcados por una serie de sucesos que están manifestándose ahora en forma de pesadillas obsesivas que suspiran por salir a la luz.

Así, el guion viaja a caballo entre la época de Yunxiang y los años 60, la época más complicada del conocido como Terror Blanco, un movimiento de represión de disidentes políticos que duró desde mayo de 1949 hasta julio de 1987. Más de 38 años de ley marcial en los que la purga de ciudadanos sacudieron al país y traumaron a la sociedad de manera irreversible.

De hecho, con las cifras exactas puede confirmarse que, aparte de los más de 10.000 muertos que dejó la matanza que inició este periodo, después se encarcelaron a 140.000 taiwaneses y otros 4.000 fueron ejecutados. En resumen, un episodio especialmente sombrío en la historia reciente de Asia y que además se describe con detalle en el videojuego homónimo del estudio Red Candles Games.

Lanzado en 2017, este juego es importante dado que Detention se basa en su historia. El título, por cierto, ya hace referencia a los castigos escolares que se realizaban en aquel tiempo, donde los alumnos estaban obligados a permanecer en el centro acabadas las clases. Como pasa en la serie, el relato pone el foco en un grupo de estudiantes que luchaban contra la opresión y todas las injusticias a las que se les sometían.

Volviendo a la versión televisiva, conviene destacar que el proyecto cuenta con la dirección de Yi-Hsuan Su (Where the Sun Don't Shine), Shiang-An Chuang (Mama Pingpong Social Club) y el debutante Iling Lin, quienes se encargan de firmar la primera temporada. Por su parte, otro de los nombres destacados es el de Shih-Ken Lin, productor de la serie y quizá conocido gracias a obras como The Bold, The Corrupt and the Beautiful o la misteriosa Who Killed Cock Robin?.

Precisamente, el propio Shih-Ken dio algunas claves sobre la ficción: “La historia se centra en un periodo definitivamente autoritario de la historia taiwanesa. Nos entusiasma poder traer un relato tan único y a la vez tan familiar para todos los países”. En esta capacidad de exportación incide Pei-Hua Yu, a cargo de la programación del PTS de Taiwán: “Detention es el resultado de la unión de algunas de las productoras más importantes del país (...) La serie desplegará toda la energía creativa taiwanesa para que llegue a todo el mundo. De hecho, estamos fortaleciendo continuamente este modelo de colaboración entre las industrias”.

Cambiando de tercio, hay que señalar algunos de los rostros principales de la serie. Entre ellos: Serena Fang (Girlfriend Boyfriend); Cheng-Ping Chao (Miss Rose); Kwang-hoon Na (Strike Back); Guan-Zhi Huang (The Fearless); Teng-Hung Hsia (The World Between Us); Chung-Yao Yao (The Mirror); Kun-Da Wu (The Teenage Psychic); Han Chang (Silk); o la pareja formada por Ling-Wei Lee y Ning Han, que debutan profesionalmente.

En definitiva, Detention es otra muestra de las virtudes del streaming, que nos permite conocer nuevas narrativas que hasta el momento no estaban al alcance del gran público. En este caso, la serie de Netflix es una excusa fantástica para explorar un país como Taiwán a través de una historia local pero sumamente universal al mismo tiempo. Ahora bien, si el terror no es lo tuyo, mejor que pruebes los pasteles de piña. También son taiwaneses y dan menos disgustos.