Desencanto

V.O: Disenchantment 2018
  • 4 temp.
  • Animación

Ficha técnica

Directores/as:
Albert Calleros
,
Brian Sheesley
,
David D. Au
,
Dwayne Carey-Hill
,
Edmund Fong
,
Frank Marino
,
Ira Sherak
,
Peter Avanzino
,
Wesley Archer
Reparto:
Abbi Jacobson
,
David Herman
,
Eric André
,
John DiMaggio
,
Maurice LaMarche
,
Nat Faxon
,
Robin Atkin Downes
,
Tress MacNeille
Guionistas:
Adam Briggs
,
Andrew Burrell
,
Ben Ward
,
Bill Oakley
,
David X. Cohen
,
Eric Horsted
,
Jamie Angell
,
Jeff Rowe
,
Jeny Batten
,
Josh Weinstein
Ver serie

(Des)encanto es una parodia creada por Matt Groening, padre de Los Simpson, para la plataforma Netflix en 2018. El estilo propio del caricaturista puede apreciarse en una historia completamente distinta a lo que nos tenía acostumbrados: un cuento de fantasía medieval con tintes épicos, elfos felices y un castillo con princesa en su interior.

Dreamland es el reino en el que se ambienta esta peculiar historia protagonizada por Bean, una princesa rebelde y alcohólica; su ingenuo compañero Elfo; y su demonio personal, Luci. De la mano de este peculiar trío, el público adulto tendrá la oportunidad de sumergirse en sus aventuras caracterizadas por su tono cómico y una animación desenfadada.

El grueso de la trama se centra, así, en la desafortunada vida de Bean, que en lugar de casarse para que su padre (un bruto y sobreprotector rey llamado Zog) pueda establecer alianzas políticas con los reinos vecinos, prefiere tomar cerveza y vivir aventuras. De esta manera, a medida que se suceden los episodios seremos testigos de cómo la protagonista trata de ser libre y vivir su vida junto a sus inseparables compañeros.

Se trata de la primera serie original de Groening tras su éxito con la mítica y eterna familia Simpson y la alocada Futurama, ficción que también cuenta con una legión de seguidores. Demostrando la confianza que tenían en el dibujante, los responsables de Netflix encargaron directamente dos temporadas de la serie, compuestas por diez episodios cada una.

Aunque el autor siempre ha contado con personajes femeninos de peso, Bean es la primera protagonista clara en cualquiera de sus ficciones. Y es que el productor John Weinstein afirma que querían hacer una serie que mostrara una representación realista de una joven de 19 años que vive en una sociedad patriarcal.

Su equipo creativo estaba formado por productores y guionistas que ya habían trabajado con él en sus anteriores animaciones, y para poner voz a los personajes contó con un elenco en el que se encontraban cómicos reconocidos como Abbi Jacobson (Broad City), Nat Faxon (Bad Teacher) y Eric André (Man Seeking Woman), que daban vida al trío protagonista. Además, parte del equipo de doblaje de Futurama también participó interpretando a algunos secundarios.

La animación corre a cargo del estudio Rough Draft Studios, responsables también de Futurama e integrantes del equipo de animación de la película de Los Simpson, además de otros trabajos de renombre como Star Wars: The Clone Wars. Tanto los personajes como los fondos están dibujados a mano, teniendo un estilo más retro de lo que es habitual actualmente.

Como curiosidad, el dibujo de Elfo recuerda particularmente a Bart Simpson, uno de los personajes más icónicos de Groening, y el trazado de Luci se asemeja a Akbar y Jeff, a los que pudimos ver en Life is Hell, la tira cómica que creó Matt Groening en sus inicios a finales de los años 70 y que se mantuvo en los periódicos americanos hasta 2012.

Además, al hablar de esta producción resulta relevante hacer referencia a que su banda sonora fue encargada a Mark Mothersbaugh, músico y cofundador del grupo Devo, de estilo New Wave.

Sin embargo, a pesar de este original planteamiento y la buena fama que precede a Matt Groening y a todo su equipo, (Des)encanto no logró alcanzar en su estreno el éxito esperado. Los 10 episodios que componen la primera temporada fueron calificados por la crítica como “poco brillantes” y gran parte de la audiencia cayó en el error de compararla con las obras anteriores de su creador.

Y es que (Des)encanto no guarda relación alguna con series como Futurama o Los Simpson, con las que se ha visto vinculada desde el principio. La diferencia principal reside en que en esta ocasión la narración pierde el carácter autoconclusivo para dejar paso a una trama serializada que se desarrolla a lo largo de los capítulos, cambiando completamente el ritmo de la producción.

A pesar de los resultados, esta serie destaca como un producto interesante que nos permite explorar otra faceta del maestro de la animación Matt Groening a través de una alocada historia en la que se nos traslada a una época pasada habitada por todo tipo de criaturas fantásticas que, sin embargo, tienen que lidiar con muchas de las inquietudes que nos acompañan en nuestro día a día.