Deporte y juego sucio

V.O: Bad Sport 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Reparto:
Alex Kiehl
,
Georgina Cammalleri
,
James House
,
Lizzie Kempton
,
Miles Blayden-Ryall
Ver serie

No hay nada más importante en el deporte que ganar. Es el objetivo último y el sueño de cualquier deportista. Pero ¿a qué precio? Algunos deportistas hacen lo que sea para alcanzar la gloria, y esto es lo que nos cuenta el documental de Netflix Deporte y juego sucio.

El título no deja nada a la imaginación, ya que el documental gira en torno a deportistas que hicieron trampas para ganar. Y, más concretamente, aquellos que cometieron crímenes hacerse con la victoria. Seis episodios contados por deportistas, entrenadores y miembros de la ley en los que se desglosan estas desgraciadas historias.

Algunos de estos casos son ya conocidos por el gran público. Para los españoles, el más conocido fue el caso del “Calciopoli”, por el que varios clubes italianos de primera división fueron sancionados por presionar para conseguir arbitrajes favorables. Entre los castigados están potencias como el Milan, la Fiorentina, la Lazio o la Juventus, que incluso fue descendida de categoría administrativamente.

El caso de la Juventus es el menor de los que encontramos en el documental. El resto de historias pertenecen a deportes minoritarios en España o con mayor seguimiento en Estados Unidos, aunque no por ello menos graves. Varias de ellas incluyen también amaños, como los oros en patinaje de los JJ.OO. de Invierno de Salt Lake City en 2002 o partidos internacionales de cricket por parte del capitán de Sudáfrica.

Pero hay dos en concreto que demuestran lo oscuro que puede llegar a ser el deporte: el de un campeón del motor que corría por los mejores circuitos mientras ocultaba una trama de narcotráfico y, el peor de todos, el de un hombre que mataba caballos de exhibición a petición de los sueños para cobrar el seguro.

Historias impactantes contadas por sus protagonistas, entre los que se encuentran Luciano Moggi, director de la Juventus cuando salieron a la luz las cintas que destapaban los amaños; Randy Lainer, el piloto involucrado en el narcotráfico de marihuana; o Hansie Cronje, héroe sudafricano de los 90 y capitán del equipo nacional de cricket.

Deporte y juego sucio es la heredera espiritual de otro documental deportivo que lanzó ese mismo año Netflix: Secretos del deporte, que destapaba también las historias secretas de grandes eventos deportivos, lo que se movía entre bambalinas en fechas marcadas para siempre en el recuerdo del deporte. Sin embargo, en aquel caso ninguna tenía la gravedad de las historias que aparecen aquí.

El deporte inspira, une y es capaz de sacar lo mejor de la gente. Pero, a veces, la ambición exacerbada lo convierte en un horror. En Deporte y juego sucio, Netflix combina su género documental favorito, el de los true crime, con uno que se estaba popularizando: el del deporte. Es, en definitiva, la historia criminal detrás de algunos grandes éxitos deportivos.