Chip y Chop: Vida en el parque

V.O: Chip 'N' Dale: Park Life 2021
  • 1 temp.
  • Animación

Ficha técnica

Directores/as:
Jean Cayrol
Reparto:
Bill Farmer
,
Kaycie Chase
,
Matthew Géczy
Guionistas:
Kathleen Shugrue
Ver serie

Son dos de los personajes clásicos más populares de la factoría Disney. Nacidas a comienzos de los años 40, Chip y Chop son dos ardillas traviesas que se hicieron famosas molestando a Pluto, el perro amarillo de Mickey Mouse, o al cascarrabias del Pato Donald. Ocho décadas después, Disney Plus resucita a la icónica pareja en Chip y Chop: Vida en el parque, una serie animada de estilo tradicional que sumerge a este par de roedores en nuevas y excitantes aventuras.

En esta ocasión, los pequeños alborotadores viven la vida buscando bellotas en el parque. Pero esta actividad no es tan apacible como parece, y no sólo por los matones a los que tienen que hacer frente diariamente, sino también porque Chip y Chop son la noche y el día: el primero es inteligente y preocupado; mientras que el segundo se podría definir como un soñador. Además de ellos, también entran en escena Pluto, Butch y otros personajes de la casa del ratón animado.

Curiosamente, el debut de Chip y Chop se remonta al cortometraje Private Pluto, estrenado en 1943; cuando ni siquiera tenían nombre. En las décadas posteriores, las ardillas hicieron reír al público en numerosas tiras cómicas. Sin embargo, no fue hasta 1988 que lograron protagonizar su propia serie regular, la mítica Chip y Chop: Guardianes rescatadores, la cual cuenta con tres temporadas y más de un centenar de episodios estrenados.

En aquella entrega, nominada al Daytime Emmy en 1990, estos célebres roedores deciden abrir una agencia de detectives. Así, armados con un sofisticado olfato para detectar crímenes, Chip y Chop se alían con tipos como Gadget, Jack Monterey y Zipper, quienes les ayudan a la hora de viajar por todos lados resolviendo casos al estilo Indiana Jones y ganándoles la partida a sus archienemigos: el Pato Gordo y Norton Nimnul, un científico loco y desequilibrado.

Titulada Chip 'N' Dale: Park Life en su versión original, este nuevo enfoque de los personajes —con rediseño incluido— cuenta con el sello del estudio francés Xilam, responsable de la cinta de animación ¿Dónde está mi cuerpo? de Jérémy Clapin, nominada al Oscar en 2020. Dentro de su obra televisiva está incluida la serie de finales de los 90 Oggy y las cucarachas, sobre un gato muy perezoso cuya paz se ve amenazada por los insectos con los que comparte habitación.

En el terreno creativo destaca la presencia de Jean Cayrol, quien se encarga de la dirección de la serie valiéndose de su experiencia en títulos no demasiado conocidos en nuestro país. Entre ellos: Les Zooriginaux, Flapacha, Où Es-Tu? o la mencionada Oggy y las cucarachas, para la que trabajó en cerca de 40 capítulos. Por su parte, las labores de guion recayeron sobre la ganadora del Daytime Emmy Kathleen Shugrue, un nombre relacionado habitualmente con la producción de series infantiles como SciGirls, Zoom o la más reciente Monstruos a la obra.

En cuanto al aspecto artístico, cabe señalar que el proyecto reúne a un elenco de voces de gran experiencia: Matthew Géczy (Código Lyoko) como Chip; Kaycie Chase (Mi caballero y yo) como Chop; David Gasman (Rabbids: La invasión) como Butch; Sylvain Caruso (Kingdom Hearts II) como el Pato Donald; la debutante Cindy Lee Delong como Clarice; o el carismático Bill Farmer (La casa de Mickey Mouse) como Pluto. Respecto a esto último, conviene señalar como apunte que Farmer es conocido por interpretar a Goofy desde 1987.

Con todo, Chip y Chop: Vida en el parque supone un nuevo episodio en la historia de estas dos ardillas, tan revoltosas como entrañables. Formada por pequeñas aventuras de 7 minutos cada una, la propuesta se sirve de un estilo de animación tradicional y llamativo, y de una narrativa que, sorprendentemente, renuncia a los diálogos para narrar por medio de las imágenes. Si buscas una serie de animación para los más pequeños, no dudes en darle al play y disfrutar de esta extraña pareja, conocida por su don para entretener y también para sacarse mutuamente de quicio.