El mundo de Celia

V.O: Celia 1993
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
José Luis Borau
Reparto:
Ana Duato
,
Ángel de Andrés
,
Aurora Redondo
,
María Isbert
,
María Luisa Ponte
,
Mario Maranzana
,
Paloma Paso Jardiel
,
Pedro Díez del Corral
,
Silvia Munt
,
Tito Valverde
Guionistas:
Carmen Martín Gaite
,
Elena Fortún
,
José Luis Borau
Ver serie

Olvida cualquier idea que puedas tener sobre el clásico niño sabiondo. Deja atrás a las niñas de El Internado, Aidita o incluso al joven Sheldon: si no has visto Celia, no sabes nada. Y es que hay en Madrid una niña inolvidable, protagonista de una de las comedias más recordadas de la Televisión Española de los 90. Alguien traviesa y contestona por naturaleza, pero de buen corazón; una pequeña criatura de cabellos dorados que, al contrario que muchos, se atrevió a preguntar a una monja cómo es que una ballena pudo comerse a Jonás así sin más.

Ambientada en la Madrid de 1932, la serie sigue los pasos de Celia Gálvez, una niña de siete años que vive en el barrio de Salamanca al cuidado de sus padres y de una institutriz inglesa, quien sufre constantemente todo tipo de humillaciones por parte de la joven. Claro que no es la única, ya que cualquiera que se cruza en su camino acaba hecho polvo ante el poder de la niña para cuestionar absolutamente todo.

El origen del personaje se remonta a junio de 1928, cuando la escritora Elena Fortún —su nombre real era Encarnación Aragoneses— empezó a publicar las historietas de una niña que ponía en duda el mundo adulto o el sistema educativo en Gente Menuda, un suplemento de la revista infantil Blanco y Negro. Más adelante, ya adentrados en los años 30, la editorial Aguilar se encargó de publicar los sucesivos libros de Fortún: Celia, Lo que Dice, Celia, en el Colegio y Celia, novelista. Llegó la Guerra Civil —la autora tuvo que exiliarse a Buenos Aires— y tras ella se reanudaron las entregas de la saga, hasta que una Celia ya adulta dijo adiós a sus lectores en 1948. Para entonces, la madrileña ya era el personaje infantil favorito de los españoles.

Por su parte, de alguna manera el surgimiento de la adaptación nace en el momento en que los libros de Fortún llegan a manos del director José Luis Borau, ganador del Goya en 2001 por Leo. Aquellas aventuras le fueron facilitadas gracias a la guionista Carmen Martín Gaite, que más tarde se encargaría —convencida por Borau— de escribir las aventuras de Celia en la pequeña pantalla, valiéndose de una trayectoria televisiva que en aquella época incluía títulos como Fragmentos de Interior o Teresa de Jesús.

La idea inicial era la de convencer a TVE para así lograr el concurso de otras televisiones que pudieran estar interesadas. Sin embargo, el proyecto encontró numerosas dificultades desde el principio: la guionista pensaba que el material original era tan bueno que sería casi imposible llevar a buen puerto una adaptación a otro medio; Borau, por su lado, tuvo que aceptar la dirección de la serie, pese a que el zaragozano quería participar solamente en la producción y no inmiscuirse en trabajos televisivos. La razón de ello fue que el director de Furtivos no logró encontrar a ningún realizador que quisiera hacerse cargo, y el único que puso interés, José Luis Cuerda (Amanece, que no es poco), tenía una idea muy diferente del proyecto.

Finalmente, Borau y su equipo le expusieron la serie a Pilar Miró, responsable del contenido de la televisión pública en 1987. La ejecutiva aceptó, pero sin embargo tuvieron que pasar seis años hasta que Celia se emitiera. Mucho tuvo que ver en esto la incertidumbre económica y política de TVE en aquel momento; incluso se firmaron acuerdos con los entes públicos de Francia, Italia y Alemania para coproducir el proyecto, pero la mayor parte del presupuesto seguía recayendo en la cadena. Al final fue el propio Borau el que tuvo que rascarse el bolsillo para conseguir rodar seis de los catorce capítulos previstos. De hecho, el sexto acababa con un “continuará” del que nunca más se supo.

En lo referente al reparto, es imposible no destacar la actuación de la madrileña Cristina Cruz, catapultada al éxito tras su papel como Celia, pero de la que tampoco volvió a saberse luego. Como curiosidad, se cuenta que hasta 3.000 niñas se presentaron al casting; solo que al final la mirada siniestra camuflada en ojos azules y el ingenio de Cruz para pronunciar los hachazos del personaje acabaron convenciendo a los responsables del proyecto.

No obstante, la debutante tuvo a su lado un buen puñado de talentos de la escena española. Entre ellos: una jovencísima Ana Duato (Cuéntame), Pedro Díez del Corral (Pepita Jiménez), la nominada al TP de Oro Aurora Redondo (Anillos de Oro), María Isbert (Viridiana), Ángel de Andrés (Cristóbal Colón, de Oficio Descubridor) y los ganadores del Goya María Luis Ponte (Farmacia de Guardia), Silvia Munt (La Plaza del Diamante) y Tito Valverde (El Comisario).

El inolvidable tema interpretado por Vainica Doble sirve de prólogo para una ficción que, tras su peculiar estreno un 5 de enero de 1993 —parece cosa de los Reyes Magos—, supuso un tremendo éxito para Televisión Española, alcanzando una audiencia por capítulo superior a los 7 millones de espectadores. Por si fuera poco, la de Borau fue premiada en los TP de Oro 1994 como Mejor Serie Nacional, convirtiendo su desenlace en algo todavía más amargo, ya que ni por esas la cadena pudo prolongar la vida de Celia.

En definitiva, las aventuras de esta pipiola forman parte de nuestra cultura popular desde hace décadas. Para muchos resulta imposible olvidar la actitud gamberra y combativa de una niña por la que parecen no pasar los años. Tal vez esto se deba a que, casi treinta años después Celia sigue representando el recuerdo de un espíritu inconformista y políticamente incorrecto, uno que no abunda en estos días y que viene a demostrar eso que los niños siempre dicen la verdad.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x01. ‘Soy Celia’
  • 1x02. ‘Doña Benita’
  • 1x05. ‘Ni Santa ni Mártir’
  • 1x06. ‘¡Hasta la Vista!’