Blood and Water

V.O: Blood & Water 2020
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Nosipho Dumisa
Guionistas:
Daryne Joshua
,
Travis Taute
Ver serie

En los últimos años, el fenómeno inusitado de Élite ha hecho que Netflix no solo convierta el género juvenil en su gran baluarte, sino que, creyendo en la capacidad de su esquema para ser exportado con éxito en otros países, la plataforma ha tratado de repetir la fórmula “amores y peleas en institutos” en muchas de sus producciones internacionales. Tanto así que apenas dos años después aterrizan en su catálogo series como la mexicana Control Z o Blood & Water, un título que mezcla el drama adolescente con intrigas familiares, en la línea del de Las Encinas, pero tal vez desde una perspectiva más íntima.

La historia sigue a Puleng Khumalo, una joven de clase media de Ciudad del Cabo que vive a la sombra de su hermana, a la que secuestraron cuando era un bebé. Un día, Puleng es invitada a una fiesta y allí conoce a Fikile, una nadadora y estudiante de gran éxito que es exactamente igual a ella. Tal es el parecido que Puleng se pregunta si la chica podría ser en realidad su hermana desaparecida, por lo que solicita un traslado al prestigioso instituto Parkhurst College con la intención de acercarse poco a poco a Fikile y al secreto de su familia.

Curiosamente, Blood & Water conforma la segunda ficción original de Netflix proveniente de tierras sudafricanas —la agente secreta Queen Sono se estrenó dos meses antes—. En este caso, la serie viene producida por Gambit Films, un estudio con sede en Gardens y mayormente conocido en el continente negro por películas de gran éxito, como Número 37, Call Me Thief o Ellen: La Historia de Ellen Pakkies.

Al frente del proyecto se encuentra un trío de guionistas y realizadores compuesto por: Daryne Joshua, galardonado con el SAFTA sudafricano por su dirección en la premiada Ellen: La Historia de Ellen Pakkies; Travis Taute, escritor detrás de danZ!; y la joven Nosipho Dumisa, nominada a Mejor Guión en los Premios Sudafricanos de Cine y Televisión por el reconocido thriller Número 37 en 2019. Es precisamente en esta última sobre quién recae la mayor responsabilidad de la serie, ya que dirige tres de los seis episodios de la primera temporada.

Sin embargo, su papel en el proyecto está lejos de ser una presión para la directora de Durban: “Estamos muy emocionados de trabajar con Netflix en este drama explosivo dirigido a jóvenes adultos. Lo interesante es que no solo tiene una mirada genial hacia las protagonistas femeninas fuertes, sino también un misterio muy poderoso en el fondo (...) Como directora a la que le encanta el género, la serie combina lo mejor de otras muchas y no es tímida a la hora de profundizar en los problemas reales de la cultura juvenil”.

Al mismo tiempo, Kelly Luegenbiehl, Vicepresidenta de Netflix Internacional Originals, también reconocía su entusiasmo hacia la serie: “Estamos encantados de invertir más en contenido africano y asociarnos con Nosipho y todo el equipo de Gambit Films para llevar a cabo nuestra segunda serie original sudafricana. Las grandes historias son universales, por lo que esperamos que este apasionante drama adolescente, que muestra una visión contemporánea de la vida en la escuela secundaria, atraiga tanto a jóvenes de Sudáfrica como del resto del mundo”.

En lo que se refiere al reparto, cabe mencionar que el proyecto se nutre fundamentalmente de talento local. En este sentido, la actriz sudafricana Ama Qamata, Puleng en la ficción, destaca por encima de sus compañeros con una interpretación que sorprende; sobre todo si se tiene en cuenta que Blood & Water supone su debut frente a las cámaras. Alrededor de ella, se puede apreciar un elenco joven formado por: Khosi Ngema, Gail Mabalane (Rockville), Arno Greeff (Vaselinetjie), Thabang Molaba (The Queen), Greteli Fincham (Alles Malan), Natasha Thahane (Lockdown), Getmore Sithole (Le Lion), Ryle de Morny, Mekaila Mathys (Deep State), y Odwa Gwanya y Dillon Windvogel (Bhai’s Cafe), entre otros.

Teniendo en cuenta estos ingredientes, conviene preguntarse cómo le habrá ido al gigante del streaming en su nueva aventura africana. En este sentido, la respuesta de la crítica ha sido más bien dispar: Joel Keller asegura en Decider que el misterio del relato es “lo suficientemente interesante para atraparte”, aunque al final son las actuaciones de Qamata y Ngema las que “hacen que la serie sea mejor”; menos benevolencia muestran otros como IndieWire o la española Fuera de Series, quienes aseguran que, “tras una premisa alocada”, a la serie “le falta ambición o atrevimiento para lanzarse con todo”, quedándose finalmente en “un melodrama adolescente simplista ambientado en Sudáfrica que no tiene demasiado impacto”.

Con todo, Blood & Water es otro regalo de Netflix para aquellos amantes de los buenos fiestones en grandes piscinas, las feromonas pululando por los pasillos del instituto y el sexo adolescente; o al menos todo el que permite el conservadurismo de estos países. Y si a esto le añades un gran misterio de fondo, ¿qué más te hace falta para darle al play?.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x04. ‘Payback's a B*tch’