Big Sky

V.O: Big Sky 2020
  • 2 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Gwyneth Horder-Payton
,
Jennifer Lynch
,
Paul McGuigan
,
Tasha Smith
Reparto:
Brian Geraghty
,
John Carroll Lynch
,
Katheryn Winnick
,
Kylie Bunbury
Guionistas:
David E. Kelley
Ver serie

Hay veces que parece que el universo se alinea para evitar que un proyecto salga adelante. En 2021 se estrenó en España Big Sky, un thriller procedimental que apuntaba a ser un ejemplo de representación y visibilidad, aunque su camino hasta ser estrenado no fue nada fácil.

La serie gira entorno a Cassie Dewell, una investigadora privada, y Jenny Hoyt, una expolicía. Juntas investigan la desaparición de dos niñas secuestradas por un camionero en una autopista de Montana. Sin embargo, esta investigación desvelará que no son las únicas raptadas y comenzará una carrera a contrarreloj para evitar que ese hombre siga matando.

La trama está basada en el libro The Highway, escrito por C.J. Box Jr., conocido por ser el autor de la saga de novelas de Joe Pickett. Curiosamente, no ha sido ninguna de estas, que son las que más fama le han dado, la elegida para ser llevada a la pequeña pantalla. Este libro fue el primero de la saga de Cassie Dewell, que sigue los casos de la detective.

El creador de la serie es David E. Kelley, el famoso autor de dramas legales como Ally McBeal o Boston Legal. Junto a Kelley escribe el guion la actriz Maria Sten (La cosa del pantano), que debuta firmando el libreto de una serie. Paul McGuian, director en Sherlock o Scandal, se encarga de la realización del piloto además de la producción ejecutiva.

En cuanto al reparto, Kylie Bunbury (Un mundo feliz) y Katheryn Winnick (Vikings) encarnan a las investigadoras que protagonizan la serie. Entre el resto del elenco encontramos nombres como Brian Geraghty (The Alienist), Dedee Pfiffer (hermana de Michelle y cuñada de Kelley), John Carroll Lynch (American Horror Story) y Valerie Mahaffey (Mujeres desesperadas).

Pero vayamos a los líos. La serie empezó su filmación en Nuevo México y en Nevada, pero le pilló de lleno la pandemia por coronavirus. Tras mucho esperar a que mejorase la situación y no ver resultados, tuvo que unirse a otras ficciones que se estaban rodando en ese momento y trasladarse hasta Vancouver, Canadá, para poder filmar el resto.

Finalmente, se pudieron cumplir los plazos y todo fue bien… hasta su estreno. La serie recibió muchas críticas de varios grupos de nativos americanos e indios canadienses que acusaron a la serie de “insensibilidad cultural” como poco y “apropiación” en el peor de los casos. Al parecer, la zona en la que se cometen los secuestros es uno de los lugares donde más mujeres y niñas nativas desaparecen y son asesinadas.

Pese a ser el 7% de la población de Montana, estos casos suponen el 26% de las desapariciones y asesinatos que ocurren en esa zona. Por eso, protestaron porque ninguno de los casos que aparecen representados en la serie son de origen nativo americano y enviaron cartas a la cadena y al creador para que les dieran visibilidad.

Sea como fuere, lo cierto es que Big Sky logró estrenarse a duras penas tal y como transcurre en la novela, con mayor o menor acierto. Un thriller encabezado por dos personajes femeninos con el que se pretende dar visibilidad a la violencia de género y denunciar la cantidad de mujeres que desaparecen y son asesinadas cada año.