Apartamento para tres

V.O: Three's Company 1976
  • 8 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Bill Hobin
,
Bob Priest
,
Burt Brinckerhoff
,
Dave Powers
,
Michael Ross
,
Sam Gary
Reparto:
Audra Lindley
,
Don Knotts
,
Joyce DeWitt
,
Priscilla Barnes
,
Richard Kline
,
Suzanne Somers
Guionistas:
Al Gordon
,
Alan J. Levitt
,
Arlan Gutenberg
,
Aubrey Tadman
,
Babette Wilk
,
Bernard West
,
Bernie Kahn
,
Bill Richmond
,
Bob Baublitz
,
Bob Brunner
Ver serie

Apartamento para tres destaca como una de las sitcoms más míticas de la pequeña pantalla y una de las comedias más exitosas de finales de los 70 de la televisión norteamericana. Esta ficción emitida a través de ABC mezclaba lo mejor del humor británico con la idiosincrasia norteamericana, lanzando al éxito al actor John Ritter.

La serie nos presentaba a tres compañeros de piso y sus vivencias en un apartamento de Santa Mónica, California. Janet y Chrissy son dos jóvenes que necesitan encontrar a un tercer acompañante para compartir los gastos de la casa. En ese momento aparecerá Jack Tripper, un joven estudiante de cocina que convence a las dos amigas para que le escojan a él. El único problema que hay son los Roper, los dueños del edificio y caseros del apartamento, que no quieren que un hombre comparta hogar con las jóvenes. Para conseguir burlar esta norma, se les ocurre la idea de que Jack se haga pasa por gay delante de sus vecinos.

La ficción es un remake de la comedia británica costumbrista de gran éxito Un hombre en casa, creada por Brian Cooke y Johnnie Mortimer. Tres años después del inicio de la producción inglesa, Don Nicholl, Michael Ross y Bernard West desarrollaron esta versión estadounidense para la cadena ABC. Apartamento para tres debutó en marzo de 1977, consiguiendo ser un éxito prácticamente desde el principio.

Los personajes principales están interpretados por Joyce DeWitt (Vacaciones en el mar) como la morena e inteligente Janet Wood, Suzanne Somers (Paso a paso) como la despampanante e inocente Chrissy Snow y el mítico John Ritter (El otro lado de la vida) en el que sería su primer papel de éxito interpretando a Jack Tripper. Junto a ellos también hay que destacar la labor de Norman Fell (Bullitt) y Audra Lindley (Media hora más contigo) como el matrimonio Roper.

Al igual que Un hombre en casa tuvo un spin off y una secuela, en Apartamento para tres quisieron repetir la fórmula. Si tras finalizar la comedia británica los caseros se mudaban a un barrio de Londres para protagonizar su propia comedia titulada George y Mildred, más conocida en España como Los Roper, en la versión norteamericana no quisieron esperar tanto.

Tras la tercera temporada de Apartamento para tres el matrimonio de caseros abandonó la serie para trasladar sus aventuras a Los Roper. Sin embargo, dicha ficción no tuvo ni de lejos el mismo éxito que su equivalente británica y fue cancelada tras solamente una temporada. Para sustituir a los Roper contaron, además, con el actor Don Knotts (El show de Andy Griffith) interpretando al nuevo casero Ralph Furley, que se mantuvo hasta el final de serie.

Y es que, mientras que el reparto original de la serie británica permaneció hasta su desenlace, en la versión yanqui se produjeron varios cambios. Aparte de los Roper, a mitad de la quinta temporada la actriz Suzanne Sommers abandonó la comedia tras pedir un aumento de sueldo que nunca llegó. Su personaje fue sustituido por Cindy Snow, que hacía de prima de Chrissy y era estudiante de veterinaria, interpretada por Jenilee Harrison (Dallas), aunque solo duró una temporada. Tras esta llegaría Terri Alden, una atrevida enfermera interpretada por Priscilla Barnes (Jane the Virgin).

Apartamento para tres finalizó en 1984 tras el desgaste de varios de sus actores y de la propia serie. Al finalizar quisieron repetir la fórmula británica y desarrollar una comedia protagonizada por Jack Tripper y su mujer dirigiendo un restaurante en el que su suegro se mete por medio, conocida en España como Tres son multitud, pero que tampoco llegó a triunfar y acabó en 1985 con tan solo una temporada.

La producción consiguió numeras nominaciones a los premios Emmy y a los Globos de Oro, en los que consiguieron alzarse con dos galardones que reconocían el trabajo de interpretación de Norman Fell y John Ritter en los años 1979 y 1984, respectivamente.

Apartamento para tres logró sobresalir, de esta manera, como una de las sitcoms más importantes de la época, una comedia de enredo que supo construir un paradigma sobre las comedias en torno a personajes con tensión sexual no resuelta y un producto ideal para los amantes de las producciones clásicas del género y para cualquiera que quiera pasar un rato divertido sin grandes pretensiones. Y es que, a pesar de los años que han pasado desde su emisión, su humor y muchos de sus temas siguen estando vigentes.