Amor y anarquía

V.O: Love & Anarchy 2020
  • 1 temp.
  • Dramedia

Ficha técnica

Directores/as:
Lisa Langseth
Guionistas:
Alex Haridi
,
Lisa Langseth
Ver serie

Corría el verano de 2019 cuando Netflix anunció que había encargado una nueva serie sueca para sumar a su catálogo. Aquella apuesta acabó estrenándose a comienzos de noviembre del año siguiente bajo el título Love & Anarchy, traducida en nuestro país como Amor y Anarquía y dispuesta a romper cualquier convención social a golpe de risa.

Concretamente, la serie sigue a Sofie, una consultora profesional casada y madre de dos hijos que tiene ante sí el reto de modernizar una antigua editorial. En esas conoce a Max, un yogurín que una buena tarde la pilla masturbándose en la oficina. Sin pensarlo mucho, el joven técnico captura la escena con su móvil y la chantajea, convirtiéndose su relación en un coqueteo de lo más extraño, pues ambos disfrutan desafiando al otro con pruebas que cuestionan normas que creías inviolables. Pero como muchos juegos, éste se vuelve más atrevido conforme avanza.

El proyecto viene producido por FLX, quien ya colaboró con el streaming cuando Reed Hastings y compañía quisieron sacar adelante Quicksand, su primer ‘original’ sueco en 2019. Pero si bien aquel estuvo desarrollado por Camilla Ahlgren, guionista de Bron (El Puente), éste aterriza de la mano de Lisa Langseth, quien debuta en la pequeña pantalla tras estrenar Euphoria en 2017.

Curiosamente, la cineasta nacida en Estocolmo es también conocida por ser quien descubrió a Alicia Vikander, ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto por La Chica Danesa en 2016. Y es que, mucho antes de que el gran público conociera a Vikander en Ex Machina o de que se enfundara el traje de Lara Croft en el ‘reboot’ de Tomb Raider, la actriz ya había protagonizado las tres películas de la filmografía de Langseth: Pure, Hotel y la citada Euphoria.

En lo que respecta al equipo creativo, conviene señalar que los creadores de la serie Blue Eyes, Alex Haridi y Antonia Pyk, ganadora del premio Ingmar Bergman, son algunos de los guionistas que acompañan a la directora Langseth en tareas de escritura. Por su parte, la producción de la serie cuenta con dos de los nombres potentes de FLX: Fatima Varhos y Frida Asp, responsables de Una Familia Unida o la citada Quicksand, entre otras.

Cambiando de tercio, el reparto se compone de nombres conocidos dentro de la escena sueca, entre ellos: Ida Engvoll (Rebecka Martinsson); Carla Sehn (The Sandhamn Murders); el ganador del premio Guldbagge Björn Kjellman (Breaking Out); los nominados Gizem Erdogan (Kalifat) y Johannes Kuhnke (The Rain); Disa Östrand (Cuando el Polvo se Asienta); Reine Brynolfsson (Les Misérables), galardonado con el premio Robert; o el debutante Björn Mosten como Max.

Visto lo visto, ¿qué cabe esperar de Amor y Anarquía? La actriz Ida Engvoll, Sofie en la ficción, parece tenerlo claro: “Espero que la serie se vuelva descarada, divertida y brinde una nueva perspectiva sobre nuestra sociedad. Para mí, la historia es una paradoja que tiene lugar dentro y alrededor de mi personaje, en una sociedad que no está abrazando completamente al ser humano. Será un viaje interesante y desafiante para mí en términos físicos y mentales”.

En definitiva, Amor y Anarquía constituye un nuevo título dentro de la gran camada de series originales nórdicas que Netflix ha ido amasando a lo largo de los años. Sus ocho capítulos serán del agrado de todo aquel que busque una historia que equilibra drama y comedia y cuyo juego —el que se traen sus protagonistas— va aumentando la apuesta con el paso de los minutos, volviéndose un asunto de consecuencias cada vez más graves e impredecibles. Pero tranquilo, todo sea por el placer de descubrirnos a nosotros mismos.