Amor fraudulento

V.O: 2020
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Ver serie

El mundo de Internet está lleno de peligros, y uno de los peores probablemente sea consecuencia del anonimato que te permite ocultarte bajo un avatar o un usuario. Y es que, aunque vean tu foto, no tienen por qué saber nada sobre tu vida o si lo que cuentas es real. En eso han caído las protagonistas del documental Amor Fraudulento.

Partiendo de esta premisa, seguimos a cuatro mujeres de la América profunda en su aventura por encontrar a un estafador llamado Richard Scott Smith. Este hombre contactó con ellas prometiéndoles matrimonio y amor eterno, pero la realidad no fue ningún cuento de hadas: las engañó y se llevó su dinero. Ahora ellas piensan encontrarle y recuperar su pasta y su dignidad.

El sistema policial y judicial americano les dio la espalda y, como nadie más les prestaba ayuda, no les quedó más remedio que tomarse la justicia por su cuenta. Para dar con el estafador, contactan con Carla, una cazarrecompensas que fue víctima de violencia machista y que accede a ayudarles de manera desinteresada.

Detrás de esta historia se encuentran dos documentalistas que acompañan a las cuatro en su cruzada a través de Estados Unidos. Se trata de Heidi Ewing y Rachel Grady, dos reconocidas cineastas autoras de los documentales One of Us, que sigue a tres antiguos miembros de una comunidad judía, y el nominado al Oscar Jesus Camp, basado en un campamento cristiano evangélico.

Amor fraudulento se mueve en tres niveles. Para empezar, este western feminista -como lo denominan sus creadoras- es una historia sobre la justicia, una protesta sobre cómo el sistema judicial estadounidense en muchas ocasiones no solo permite que el culpable se marche en libertad, sino que tampoco les ofrece una ayuda a las víctimas y las deja de lado.

Por otro lado, coloca el foco sobre las víctimas y no sobre el estafador para hablar sobre feminismo y sororidad en la América profunda: en un lado de la balanza encontramos a Carla y cómo empatiza con su caso y ofrece su ayuda desinteresada, y enfrente se sitúan las mujeres conservadoras de los estados centrales del país, cuya aspiración es encontrar un buen marido para prosperar.

Por último, este documental pretende advertir sobre los peligros del amor romántico, ya que estas mujeres fueron estafadas ante la idea de una relación de cuento de hadas y un matrimonio feliz de por vida. De manera indirecta, las autoras reflexionan en torno a la idea de cuánto harías por amor y cómo justificamos en su nombre ciertas actitudes que razonadamente no son coherentes.

Amor Fraudulento va mucho más allá de ser un documental sencillo sobre feminismo, ni siquiera sobre la caza de un estafador. Es un retrato sobre las costumbres y la mentalidad de la América profunda ultraconservadora, esa que no vemos habitualmente en las películas pero que defiende a muerte las armas y cree ciegamente en la superioridad de Estados Unidos.