Allen v. Farrow

V.O: Allen v. Farrow 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Amy Ziering
,
Kirby Dick
Ver serie

Desde que se han comenzado a destapar los casos de abusos sexuales, acoso y machismo por parte de artistas, se ha abierto un debate sobre si hay que separar la obra del autor o no. Uno de los principales focos de esta disyuntiva es Woody Allen, acusado de abusar de sus hijas. Y el documental de HBO Allen v. Farrow pretende mostrar de una vez por todas la verdad del asunto.

Esta docuserie se compone de cuatro episodios que repasan la relación del director de cine con el resto de su familia. Desde la lucha con su por aquel entonces mujer, Mia Farrow, hasta su matrimonio con Soon-yi Previn, hija adoptiva de Farrow, y los años posteriores. Pasando, evidentemente, por las acusaciones de abuso de Dylan, la hija que él y Farrow tienen en común, cuando esta solo tenía solo 7 años.

En 1992, Farrow descubrió en el apartamento de Allen fotos de su hija Soon-yi, que aún no tenía 21 años, desnuda. Esto desencadenó el divorcio y, ese mismo verano, su hija Dylan le acusó de abusar de ella, lo que provocó un escándalo aún mayor y una sucia batalla por la custodia de los niños. Sin embargo, el cineasta nunca llegó a ser acusado por ello tras la investigación de la policía.

Los responsables del proyecto fueron Kirby Dick y Amy Ziering, documentalistas nominados y galardonados en los grandes premios. En sus últimos trabajos se habían especializado en destapar casos de abuso sexual, ya sea en la armada (The Invisible War), por parte de sus compañeros (The Hounting Ground) o en la industria musical (On the record), poniendo el foco en el productor Russell Simmons.

El rodaje fue un absoluto secreto. Durante tres años, las cámaras fueron realizando entrevistas a familiares, testigos, investigadores y periodistas que han seguido el caso. Entre los participantes se encuentran Mia Farrow y sus hijos Dylan y Ronan, quien publicó un reportaje sobre su experiencia, y la cantante y amiga de la pareja Carly Simon.

El resto de la familia de Farrow también accedió a participar, siendo las ausencias más notables la del propio Woody Allen junto a Soon-yi Pervin y la de Moses Farrow, también hijo del cineasta y la actriz. Él es el único miembro de la familia, además de su mujer, que siempre ha defendido a su padre de todas las acusaciones. Así, el documental fue publicado sin que el director viese nada de este.

Entre el material que se empleó para realizar el documental, se encuentra metraje inédito que había grabado Mia Farrow de su vida familiar mientras los niños crecían en Connecticut, así como conversaciones entre ella y Woody Allen. Además, la actriz también ha cedido un vídeo de su hija después de las acusaciones hacia el director, que sería una de las evidencias clave del caso.

Durante décadas se ha especulado con la veracidad de todo este asunto. Acusaciones por parte de un lado de la familia, defensa incondicional por parte de la otra y ningún juicio que haya determinado si Woody Allen es culpable o no de abusar de su hija. ¿Será Allen v. Farrow la pieza que faltaba en todo este puzle para esclarecer el caso?